La mejor forma de inmortalizar un momento especial

En unos tiempos en los que la democratización de las imágenes es un fenómeno imparable, todos tenemos en nuestras casas fotografías o videos de aquellos momentos que marcan nuestro devenir como personas porque somos conscientes de que al final lo que perdura son esas imágenes que son imperecederas, ya que los momentos son fugaces y dejan la única huella del recuerdo.

De ahí lo interesante que es recurrir a profesionales como Norfot por varias cuestiones y todas ellas importantes. La primera por la cercanía, la proximidad, la facilidad para tener a una persona a la que pedir consejo y con la que estudiar la mejor opción para lo que se quiere hacer; por calidad, por profesionalidad, por buen gusto y por un trato cercano.

El momento de la Primera Comunión es uno de esos susceptible de inmortalizar, bien de una forma clásica, bien de una manera más moderna, y las dos se pueden encontrar en Norfot, donde se apuesta por una línea en la que la originalidad es un elemento importante y distintivo de su trabajo, pero sin dejar de lado una línea más clásica que también tiene sus clientes. No hay más que pararse a ver las fotos que tiene de muestra en el escaparate, para ver que en su trabajo los modelos adoptan unas posturas más actuales, para dar lugar a unas fotografías más informales, menos artificiosas, y en la que los elementos de atrezzo y el retoque digital son dos sustentos fundamentales.

Baúles, timones de barco, flores y un sinfín más de elementos, contribuyen a poner a los modelos, en este caso infantiles, en un mundo diferente, imaginativo, que luego se subraya con el trabajo con las herramientas que ofrece la fotografía digital para lograr unos acabados ciertamente originales.

De la misma manera que ocurre con las fotos, a la hora de llevárselas para casa también se puede elegir entre un álbum clásico, es decir aquel en el que la foto aparece pegada como toda la vida, o bien escoger el álbum digital, que esté teniendo una aceptación creciente por cuanto que es como llevarse para casa un auténtico libro, en el que cada una de las páginas incluye una fotografía. En definitiva, se trata de un libro de fotos profesional y que tiene un aire muy moderno, que está empezando a calar entre el público.

Oferta amplia

Las posibilidades que ofrece Norfot no se acaban ahí, y para ofrecer el mejor servicio cuenta con un servicio de revelado digital al instante, así como la venta de material fotográfico profesional mediante catálogo en el que se pueden ver modelos y precios.

Y eso se amplía con una vasta oferta en recordatorios fotográficos, marcapáginas, portafotos, llaveros totalmente personalizados y cuya gestión se puede hacer en la tienda, para dar a los invitados, familiares o amigos y compañeros de colegio, un recuerdo absolutamente original y personal, de ese día de la Primera Comunión.

Para ese día, además de las fotos de estudio, se toman imágenes, también de video, en la iglesia parroquial, y con la facilidad de que las fotografías se pueden obtener al instante, mientras que en el caso del vídeo hay que esperar un poco más, por aquello de que hay que realizar el montaje y la musicalización del mismo. Ahí cobra de nuevo importancia el hecho de que contamos muy cerca de nosotros, con una tienda y un profesional a nuestra disposición para que ese momento especial (Primera Comunión, boda, bautizo o evento) tenga el fiel reflejo en imagen.

Deja un comentario

*

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.