Anaya Caraduje: Aseguró que Podemos en ningún momento “ocupó” el centro social sino que fue solicitado y concedido por vías regulares

“Se había avisado a los responsables del Bar del centro con antelación, y el único trastorno que se pudo haber producido fue el cambio de lugar del bingo, que se celebró en una sala anexa”

Publicado el 16/12/2015

En respuesta a las declaraciones del portavoz del PP de Llanera, Silverio Argüelles, quisiera aclarar que la proyección de la película "B" no fue organizada por el grupo municipal Somos Llanera, sino por el partido político Podemos Llanera que, como es bien conocido, no se encuentra representado en el Ayuntamiento. Creo que, dada su dilatada trayectoria en política, el señor Argüelles debería ser ya capaz de distinguir entre un grupo municipal y un partido político que, si bien tienen ideas afines, no son lo mismo.

No sé si por desconocimiento o intencionadamente, este portavoz del PP es muy aficionado a mezclar ambas cosas en sus declaraciones por lo que, como Secretaria General de Podemos Llanera, le pido por su propio interés que haga un esfuerzo por evitarlo, ya que, si lo hace intencionadamente, demuestra muy poca altura política por su parte, y si lo hace por desconocimiento, tal vez debería plantearse si está capacitado para ocupar el puesto en el que se encuentra.

Sea como sea, me parece de un descaro increíble que desde el PP se acuse a otro grupo municipal de mezclar Ayuntamiento con partido, cuando el pasado lunes el PP de Cudillero utilizaba la página oficial de Facebook de su Ayuntamiento para publicitar un acto electoral de Mariano Rajoy en dicho concejo, e incluso animaba a los vecinos y vecinas de Cudillero a darle un bonito recibimiento como si de "Bienvenido Mr. Marshal" se tratase.

Es normal que en el PP haya malestar por la difusión de la mencionada película, basada en la declaración real de quien durante años trabajase para este partido como tesorero y en otros puestos de confianza, Luis Bárcenas, pero le quiero recordar al señor Argüelles, que, a diferencia de las prácticas del señor Bárcenas cuando estaba en el Partido Popular, el hecho de realizar un acto en un centro social, solicitado previamente y concedido por las vías regulares, no es una actividad ilegal, por mucho que el portavoz del PP quiera vestirlo de algo ilícito, tildándolo de "ocupación".

Señor Argüelles, si tan conscientes son, como dice, de la publicación en el BOPA del reglamento de uso de los espacios públicos en el concejo de Llanera, deberían ser conscientes también de que es una flagrante mentira afirmar que desde Podemos Llanera hemos "ocupado" el centro social, en el cual se realizó una actividad de manera puntual por espacio de dos horas y con los permisos correspondientes, y sólo el domingo, no el sábado también, tal y como usted afirma, cuando fue usado por otro partido político con el mismo derecho que los demás a realizar sus actividades de campaña electoral.

Si tenemos que publicitar o no nuestros actos políticos es una cuestión exclusivamente nuestra, aunque dadas las circunstancias percibimos que el señor Argüelles lamenta haberse perdido la proyección de la película. Desde luego su percepción sobre el caso Bárcenas, a juzgar por sus declaraciones, habría cambiado si la hubiese visto.

Se había avisado a los responsables del Bar del centro con antelación, y el único trastorno que se pudo haber producido fue el cambio de lugar del bingo, que se celebró en una sala anexa. En ningún momento se expulsó a nadie del local ni mucho menos se obligó a nadie a ver la película, proyección que se realizó a puerta cerrada en la sala contigua a la cafetería. Afortunadamente eran muchos las y los testigos de lo que allí ocurrió tanto el sábado como el domingo, que desmontan su teoría de la conspiración chavista-bolivariana por parte de Podemos en el concejo de Llanera.

En relación al reparto de flyers en el mercado navideño, no le quepa duda que en ningún momento pretendíamos molestar a los comerciantes, que charlaron con nosotros amistosamente. Entendemos que no todos los días los Diputados y Diputadas del Parlamento asturiano se pasan por la calle y hablan con la gente, y comprendemos que a usted le pueda parecer extraño, pero de eso a considerarlo una conducta escandalosa creo, señor Argüelles, que hay mucho camino. Sinceramente pensamos que hay otras cosas que les pueden molestar más a los comerciantes de Llanera, como el incremento del precio del agua que tienen que pagar mensualmente como resultas de la privatización del servicio.

Aun así, si alguno de ellos se ha sentido molesto por nuestra visita, desde aquí pedimos disculpas.

Por todo lo expuesto anteriormente le digo, señor Argüelles, que asuma que la política está cambiando, que hemos llegado para acercar las instituciones a la gente y para que dejen de ser patrimonio exclusivo de unos pocos privilegiados, por lo que tendrá que acostumbrarse a vernos en la calle junto a las vecinas y vecinos, que es el lugar de los políticos y representantes públicos. Así que, señor Argüelles, sea fuerte.