Los padres de los alumnos del colegio público de Lugo creen que la cancha está a medio acabar

Una de las madres comentó que se necesitaba de manera urgente cubrir una de las canchas, ya que los menores se mojaban cuando llovía a la entrada esperando en la cola

Publicado el 11/01/2016
El tapin Los padres de los alumnos del colegio público de Lugo creen que la cancha está a medio acabarLa nueva cancha, una demanda muy solicitada por los padres

En muy poco tiempo los alumnos del colegio público de Lugo de Llanera podrán disfrutar de la cancha cubierta a pesar de los retrasos, ya que la obra debería haber finalizado en el mes de diciembre. Esta era una demanda  que reclamaban los padres desde hace muchos años, igual que en los otros dos colegios del concejo que por el momento tampoco cuentan con una pista cubierta concluida. En San Cucao comenzaron las obras pero no están finalizadas y en Posada está pendiente de la aprobación del presupuesto del Ayuntamiento. Estas dos últimas canchas las realizará la administración local, mientras que la de Lugo la realizó el Principado.

Una de las madres, María, recordó que las obras tenían que haber finalizado en el mes de diciembre pero se retrasaron, “esperemos que sea la solución que venimos años reclamando, pero dada las características de la cubierta no lo vemos muy claro, ya que uno de los lados debería de estar cubierto, porque el agua va a entrar”, apuntó.

Otro de los padres, Agapito, aseguró que era una obra muy necesaria, pero que se deberían de forrar las columnas, ya que por el momento sólo hay una de ellas cubiertas.  Arantxa que es otra de las madres comentó que se necesitaba de manera urgente cubrir una de las canchas, ya que los menores se mojaban cuando llovía a la entrada esperando en la cola, “era hora de que se construyera, porque permitirá al centro aumentar su actividad, los padres podremos entrar a las fiestas y demás celebraciones y los niños disfrutarán más de las clases de gimnasia y los recreos”, destacó.

Dos abuelos que acuden asiduamente al centro a buscar a sus nietos, José y Juan Manuel, afirmaron que se deben cubrir los lados de la pista, “todos sabemos que en Asturias llueve mucho y el aire hará que los niños se mojen, deben cerrar varios de los lados de la pista. Además tienen que forrarse las columnas porque son muy peligroso los tornillos que presentan en este momento”, aseguraron.