Adonina Tardón: “La incineradora es el mayor error medioambiental que se puede construir hoy en día”

Tenemos que darnos cuenta de que nadie se librará de la contaminación de la incineradora

Publicado el 19/01/2016
El tapin Adonina Tardón: “La incineradora es el mayor error medioambiental que se puede construir hoy en día” Adonina Tardón Catedrática acreditada de medicina preventiva y salud pública por la Universidad de

La catedrática acreditada de medicina preventiva y salud pública por la Universidad de Oviedo, Adonina Tardón,  es además secretaria científica del Instituto Universitario de Oncología, donde dirige un grupo de investigación sobre epidemiología medio ambiental, desde allí investiga los factores de riesgo del medio ambiente en la incidencia del cáncer.

La experta aseguró que en el siglo XX en salud pública se acabó con las enfermedades infecciosas gracias a las vacunas como la poleo, la difteria, tétanos, tosferina, la tuberculosis y la rubeola entre otras, “la expectativa de vida del individuo ha aumentado 30 años gracias al fin de estas enfermedades. Pero ahora es el momento de ver que estamos produciendo, para después ser capaces de reciclar, porque si hacemos plástico, plástico y plástico contaminamos el medio ambiente y vuelve a nosotros, ya que es indestructible”, declaró. Tardón aseguró que las partículas del plástico son órgano alogenados y no se recomienda usar tupper de este material para el microondas, ya que esas sustancias te pasan a la comida, es mejor usar recipientes de cristal, “llevamos viéndolo veinte años que si comemos mucha comida prefabricada que es rica en grasas trans aumenta la obesidad y la presencia de órganos alogenados y disruptores endocrinos”, apuntó.

Tardón afirmó que somos una especie hiperconsumidora, que ha aumentado la tonelada de basuras sobre todo de envases, que no se deshaces fácilmente, “es obligatorio separar, la incineradora es el mayor error medioambiental que se puede construir hoy en día. La incineradora es un horno donde meto todo indiscriminadamente sin separar lo quemo todo y  las partículas de plástico al quemarse irán al aire y después al suelo, al agua y al mar y volverán a nosotros, tenemos que darnos cuenta de que nadie se librará de la contaminación de la incineradora”, explicó.

Otro de los problemas sería la ceniza, ya que no sabrían que hacer con ella, además apuesta por la recogida separada, “lo importante es que la gente sepa que no hay que consumir tanto plástico, que no se degrada, contamina y nos produce cualquier tipo de cáncer a nivel endocrino, como son máma, próstata, ovario y  de tiroides. Para que voy a producir algo que no sé como destruirlo. Hay que volver al cristal”, aconsejó. La experta aseguró que desde la escuela hay crear programas para que los niños se den cuenta y la ciudadanía de que todos los residuos que producimos vuelven a nosotros y formamos parte de la globalidad del medio ambiente.

“La combustión produce dioxinas que son cancerígenas y si llueve bajan y afectan a todos y estoy de enhorabuena por la paralización de la incineradora. Hay que buscar manera de reutilizar el plástico, pero nunca se debe quemar”, destacó. Los metales pesados de las industrias y los coches también bajan al suelo y de ahí al mar quedándose en el fondo alojados por su peso, donde los peces grandes como el atún bajan por el fondo y comen los metales, por esta razón se recomienda no dar a los niños ni las embarazadas peces grandes, hay que comer pescado blanco, pequeño que va por superficie. “En España incluso tenemos alojado en la grasa de nuestro organismo DDT de cuando se usaba en el spray para matar a los insectos y que fue prohibido en los años 70. Todo lo que está en mi grasa está en mi sangre”, comentó.