La Asociación de Vecinos de Pruvia presentó al alcalde sus necesidades

Publicado el 28/01/2016
El tapin La Asociación de Vecinos de Pruvia presentó al alcalde sus necesidades

La Asociación de Vecinos de Pruvia se reunió el pasado miércoles 27 de enero con el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, el motivo fue presentarle de nuevo las necesidades de la parroquia e informarse por la situación en la que se encuentra el Centros Social de Soto de Llanera. La reunión fue  solicitada por el colectivo hace una semana y media y acudieron a la cita el presidente, Manuel Valcárcel, y el miembro de la directiva, Santiago Pérez.

“La solicitamos para tener información sobre los temas que preocupan a los vecinos de la localidad que son muchos y de diversa índole”, explicó Valcárcel. El primero fue el tema del saneamiento en la zona de El Ferreru, que es algo prioritaria aunque saben que es una fase compleja de acometer pero el alcalde se comprometió a realizarlo, “el saneamiento está pendiente en la parroquia desde el año 2011 y se necesita. Las alternativas serían colocar una extracción de bombeo y conectarlo al colector de Granda, que sería una inversión costosísima o hacer un nuevo colector en la vega y conducirlo a los colectores de Santa Rosa”, denunció. Otro de los problemas que conoce el Ayuntamiento es de la presión de agua, que podría solucionarse en parte con la entrada en funcionamiento del nuevo depósito, la intención del Consistorio es ponerlo a funcionar en cuanto se pueda.

El regidor aseguró a los representantes vecinales que en este momento se está trabajando en la creación de la senda Pruvia-Lugo y están pendientes de una reunión con la dirección general de carreteras, “hay un compromiso serio de ejecutarla. Se llevará por la carretera de Lugo a Pruvia que es el trayecto más corto y se puede aprovechar el alumbrado público de la carretera”, apuntó el presidente.

El alcalde les aseguró que se rehabilitará Fuente Fuécara y se colocará una papelera de mayor tamaño en la entrada. “Nos gustaría que se protegiera más el arbeyo de Llanera y se le diera un impulso por parte de la administración local”, destacó.

El tema más peliagudo fue el del Centro Social de Soto de Llanera, donde el regidor les informó que para abrirse al público se debería de resolver la cuestión legal de fondo, que no es fácil al estar en terrenos privados. “Nuestras líneas rojas son que de abrirse tiene que ser algo consensuado con todos los vecinos de la parroquia y no sólo con el consejo rector. Además la Urbanización debería de dejar de cobrarle al Ayuntamiento la cuota de la comunidad y ceder los terrenos”, apuntó.