[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Manuel Valcárcel: “Consideramos que es una pataleta y una sarta de mentiras las declaraciones del presidente del Consejo Rector de la Urbanización de Soto”

“Con los impuestos se mantienen las diferentes instalaciones y si no quiere usarlas porque están a más de 20 metros de su casa es problema suyo”

Publicado el 04/02/2016
El tapin Manuel Valcárcel: “Consideramos que es una pataleta y una sarta de mentiras las declaraciones del presidente del Consejo Rector de la Urbanización de Soto”Manuel Valcárce.Presidentel Asociación de Vecinos de Pruvia

“La Asociación de Vecinos está a favor del consenso y el diálogo de todos los residentes de la parroquia. Siempre manifestamos que los usos que se pudieran dar a los edificios comprados por el Ayuntamiento deberían consensuarse con todos los vecinos de la parroquia, en primer lugar y en segundo lugar con los de Llanera, ya que la inversión lo merece”

“El Sr. Martínez sólo se acuerda de ciertos matices que dice que se dijeron en la asamblea vecinal y después no tiene en cuenta los problemas gordos de los que se hablaron, como el arreglo de caminos y el saneamiento”

“Siempre estaremos dispuestos a trabajar por una solución que satisfaga a todo el mundo, lo que no vamos a consentir es que se trate a los vecinos de Pruvia que no viven en la Urbanización como vecinos de 2ª o 3ª categorías”

“A no ser que se refiera a la desaparición del Camino Real de Santa Olaya, la destrucción de las estructuras tumulares en 1986, el intento de cierre del acceso a Santa Olaya y el del camino del Regadizo y la pérdida del derecho a la intimidad con la colocación de las cámaras de video vigilancia. Antes de realizar dichas declaraciones debería documentarse en la hemeroteca de la prensa local”

La Asociación de Vecinos de Pruvia considera una pataleta infantil y una sarta de mentiras ponzoñosas las declaraciones vertidas por el presidente del Consejo Rector de la Urbanización de Soto de Llanera, Guillermo Martínez,  sobre el colectivo y el presidente. “La Asociación de Vecinos está a favor del consenso y el diálogo de todos los residentes de la parroquia. Siempre manifestamos que los usos que se pudieran dar a los edificios comprados por el Ayuntamiento deberían consensuarse con todos los vecinos de la parroquia, en primer lugar y en segundo lugar con los de Llanera, ya que la inversión lo merece”, destacaron.

ASVEPRU quiere reunirse con el presidente del consejo Rector y aclararle punto por punto lo que él solicite, por lo que le invitan a participar en la merienda del Antroxu que organiza el Ayuntamiento en el Centro Social de Pruvia el domingo 7 de febrero a las 17.30 horas. “El Sr. Martínez sólo se acuerda de ciertos matices que dice que se dijeron en la asamblea vecinal y después no tiene en cuenta los problemas gordos de los que se hablaron, como el arreglo de caminos y el saneamiento. ¿Dónde estaba esta persona que se erige como el paladín de los derechos de Pruvia?”, apuntaron.

El colectivo seguirá trabajando por mantener el bienestar de todos los vecinos de la parroquia de Pruvia. “Lamentamos que se empeñe el Señor Martínez en seguir alimentando la confrontación vecinal, cuando la mayoría de los vecinos estamos por el diálogo y el consenso. Si el problema se hubiera abordado como se debería no hubiéramos llegado a este punto”, afirmaron.

ASVPRU considera que es hora de que el Ayuntamiento de Llanera tomé cartas en el asunto y se ponga  a trabajar en una solución definitiva. “Siempre estaremos dispuestos a trabajar por una solución que satisfaga a todo el mundo, lo que no vamos a consentir es que se trate a los vecinos de Pruvia que no viven en la Urbanización como vecinos de 2ª o 3ª categorías, y no permitiremos que nadie vierta insidias ponzoñosas sobre la asociación, el presidente, la directiva, los socios y los vecinos incluidos los de la Urbanización”, aseguraron.

El colectivo explicó que ASVEPRU representa un tanto por ciento mayor que el 5% de la parroquia, ya que los vecinos de Pruvia son un total de 2.582 habitantes y en la población de Santa Olaya a la que pertenece la Urbanización pertenecen 1.887, es decir, un 73%, lo que supone que la asociación representa a un 27%. “No entendemos porque de repente se pone alterado y nervioso por ese 5% de habitantes, que le ha llevado a escribir un comunicado en la prensa”, criticó.

“¿De verdad pensaba usted qué la gente de Llanera iba a quedarse callada cuando el Ayuntamiento tiene que destinar una partida presupuestaria de 15.000 euros anuales para pagar la comunidad?”, se preguntan. El colectivo aseguró que desconoce el desarrollo de Pruvia al que se refiere el presidente del consejo rector, “a no ser que se refiera a la desaparición del Camino Real de Santa Olaya, la destrucción de las estructuras tumulares en 1986, el intento de cierre del acceso a Santa Olaya y el del camino del Regadizo y la pérdida del derecho a la intimidad con la colocación de las cámaras de video vigilancia. Antes de realizar dichas declaraciones debería documentarse en la hemeroteca de la prensa local”, comentaron.

Sobre el tema de los impuestos y las diferencias entre lo que pagan los vecinos de la urbanización y el resto, “Martínez se ha convertido en un gurú financiero, no aporta ninguna documentación al respecto, no puede saber lo que paga cada vecino de Llanera, ya que los impuestos municipales como el IBI es proporcional a la riqueza que se posee, con esta actitud deja claro su solidaridad con el resto de vecinos del concejo y su particular visión de la realidad. ¿En Soto no se paga distinta comunidad según los metros que se poseen?. Con los impuestos se mantienen las diferentes instalaciones y si no quiere usarlas porque están a más de 20 metros de su casa es problema suyo”, afirmaron.

Sobre la negación de la entrada de otros vecinos a la Urbanización lo consideran una tergiversación de las palabras, ya que saben que el vial es de acceso es público, pero otra cosa distinta es el deambular por las zonas que no son de dominio público, “cuando quiera le traemos a personas a las que les han invitado a salir de las zonas privadas”, destacaron.

“No le gusta que pidamos un parque infantil para todos los vecinos de la parroquia, donde la iglesia, además no nos oponemos a que se construya otro parque allí siempre que no se pague comunidad por él”, destacó. En cuanto a la compra del Club social de Soto lo consideran una operación fallida desde el primer momento, por no consultarlo con los vecinos de toda la parroquia, “eso hace sospechar que algo raro hay detrás entre el anterior equipo de gobierno y el consejo rector, este Señor no se molestó en venir y presentar el proyecto a todos los vecinos, ya que es algo tan bueno” apuntó.