Aurelio Díaz Pérez “Lelo”: “Lo más importante es divertirse y escoger el deporte que te guste, sin dejar de lado los estudios”

Publicado el 08/02/2016
El tapin Aurelio Díaz Pérez “Lelo”: “Lo más importante es divertirse y escoger el deporte que te guste, sin dejar de lado los estudios”Aurelio Díaz Pérez “Lelo”

“Corrí en todas las categorías y en infantiles gané un par de carreras en Asturias, en juveniles me proclamé campeón en Santander, además hice dos terceros y me llevé algún premio de montaña”

“aumentaba el sacrificio y era más complicado, decidí dejar el deporte y me decanté por acabar de estudiar. Hasta infantiles corrí con Samuel Sánchez con el que mantengo la amistad y suelo salir a correr los fines de semana”

 

El deportista llanerense ( Villayo), Aurelio Díaz Pérez “Lelo”, nació en 1978 y con nueve años comenzó en el mundo del ciclismo, gracias a su padre que le compró una bicicleta en la tienda y peña ciclista Cima en Lugones. Lelo estuvo compitiendo hasta los 19 años, en la categoría de aficionados de segundo año. “Corrí en todas las categorías y en infantiles gané un par de carreras en Asturias, en juveniles me proclamé campeón en Santander, además hice dos terceros y me llevé algún premio de montaña”, comentó. Su andadura en las competiciones fue con el equipo Cima, después desapareció y pasó al equipo Fuentes. En  la categoría de aficionado le patrocinaba Monte Cerrado y después se denominó Ciudad de Oviedo.

Lelo lo dejó en el segundo años de lo que sería ahora sub-23, “aumentaba el sacrificio y era más complicado, decidí dejar el deporte y me decanté por acabar de estudiar. Hasta infantiles corrí con Samuel Sánchez con el que mantengo la amistad y suelo salir a correr los fines de semana”, aseguró. El llanerense apuntó que se lo pasaba muy bien en las carreras, pero no veía el futuro muy claro en el ciclismo.

 Aurelio vivía en Villayo y todos los días le llevaba su padre en coche para ir a entrenar y era una complicación además de un gasto en gasolina, porque se desplazaba todos los días a Oviedo a entrenar, “cuando salía el instituto de Cerdeño llegaba muy tarde a casa tenía que comer e ir a entrenar, viviendo en un pueblo no es todo tan fácil”, recordó.

 Después de los años de desconexión del deporte, aunque nunca dejó de practicarlo al 100%, fue entre los 25 y los 27 cuando le comenzó a picar el gusanillo de nuevo y decidió competir en ciclismo pero en la modalidad de cross, estuvo  corriendo hasta el año 2012 cuando nació su segundo hijo. Corría en ciclocross con el equipo Ciclos Fran, ganó una carrera en Máster 30 en Pola de Lena. Participó en varias pruebas de duatlón incluso en una de ellas quedó cuarto en la categoría absoluta en Salinas.

“Me gustan todos los deportes y correr es uno de ellos, comencé con la bicicleta y lo alternaba con correr y me enganchó. Ahora hay un boom por correr, incluso corren compañeros míos de trabajo.  Después de encontrarme con Celso, presidente del C.D. 2007, Llanera me lio y decidí lanzarme a competir”, destacó. Sus logros conseguidos hasta ahora con el equipo llanerense fue ganar la carrera Picu Santufirme, organizada durante las fiestas de Lugo de Llanera. Fue sexto y segundo en su categoría en la carrera popular de Nochebuena de Gijón;  en la Milla de Gijón quedó séptima y tercera en su categoría y en los 8 kilómetros de Castrillón entre los 15 primeros.  Este año ocupó el tercer lugar en la San Silvestre de Llanera y primero en su categoría. “Lo más importante para los chavales es que estudien y hagan deporte, porque siempre hay que tener un plan b. Hay que hacer deporte por diversión y escoger uno que te guste, no hacerlo por obligación”, concluyó.

Más imágenes pinchando foto.