A vueltas con el potro de Ables

Todo se paralizó y así sigue

Publicado el 16/02/2016
El tapin A vueltas con el potro de Ables

Hace casi un año que el ayuntamiento comenzó unas obras en Portiella, Ables,  para restaurar el sitio que, antiguamente, ocupaba un potro para el ganado. Era periodo de elecciones y la anterior corporación quería atender una petición de la Asociación de Vecinos de Ables.

Esas obras contaron, sin esperarlo el consistorio, con la frontal oposición de los vecinos más allegados a esa obra que llegaron a presentar firmas en contra de ella.

Todo se paralizó y así sigue. A la actual corporación le toca resolver el asunto, porque como se ve en la fotografía, el sitio sigue igual, a medio hacer y rodeado de unas vallas tumbadas en el suelo.

En palabras de un vecino de Ables, la mayoría de los que votaron a favor de las obras no  viven cerca del sitio sino de otros puntos de la parroquia. Los más pegados a la obra prefieren el espacio libre y sin esa “losa” de hormigón en medio del camino.