Patricia Blanco: “Ciudadanos no enfrenta a empresarios y obreros, si no que busca soluciones para todos y se aleja de la "política de amiguetes"

“Cuando acabaron los cuatro años tenía claras dos cosas, la primera que me gustaba mucho la política y la segunda que estaba mal ubicada en el PSOE”

Publicado el 18/02/2016
El tapin Patricia Blanco: “Ciudadanos no enfrenta a empresarios y obreros, si no que busca soluciones para todos y se aleja de la "política de amiguetes"Patricia Blanco

Patricia Blanco fue concejala en la anterior legislatura por el PSOE en el Ayuntamiento de Llanera, pero al sentir que no encajaba en dicha formación y tener muy claro que quería continuar por lo menos por un tiempo en la política, decidió darse de baja y tras buscar un partido en el que sentirse más cómoda optó por Ciudadanos, al que se unió en el mes de noviembre tras estudiar sus bases y su programa electoral. Blanco formará parte de la agrupación municipal de Llanera cuando ésta se conforme.

-¿Estuvo alguna vez afiliada a un partido antes del PSOE?

-Nunca había pensado en meterme en la política, hablaba de temas de política en mi casa con mi familia o amigos aunque no de manera continua, pero nunca se me ocurrió afiliarme. Mis estudios iban dirigidos a la rama educativa, estudié logopedia y estuve en una clínica, después educación social y saqué la oposición en la Casa Juvenil de Sogradio, también hice Magisterio aunque no ejercí. La cosa surgió porque me llamó Hipólito Peláez, que conocía a mi padre que estaba en el PSOE, me dijo que tenía que formar un equipo para presentarse a las elecciones del 2011 y me explicó su proyecto y m presentó a la gente, me pareció bien y comencé. Me afilié en ese momento, pero sin saber nada de cómo funciona un partido político por dentro, más de lo que había estudiado para la oposición. Me gustó mucho cuando comenzamos a trabajar y tenía el mejor maestro que es Hipólito, porque es muy buena persona y cuenta con un bagaje de conocimientos impresionante y a mí me gusta saber todo de todo, entonces se lo preguntaba a él. Un ejemplo es el tema de los presupuestos que me lo explicó por completo.

-¿Qué balance hace de esos cuatro años como concejala?

- Fueron muy positivos y estoy muy contenta con el trabajo que hicimos como grupo, además estuve muy a gusto con todas las personas que formamos el grupo municipal. Considero que el hecho de que el Partido Popular perdiera la mayoría absoluta y que hubiera posibilidades de negociación fue positivo para todos, porque hubo que llegar a acuerdo, negociar y se presentaron alternativas. El pueblo de Llanera se benefició a la hora de negociar y pactar los presupuestos. Todos los logros que se consiguieron con el pacto de la oposición y los cambios en la política municipal fueron en verdadera democracia y no hubo una mayoría absoluta de un partido que tomara el sólo las decisiones políticas.

- Al finalizar los cuatro años, ¿qué decisiones tomó?

-Cuando acabaron los cuatro años tenía claras dos cosas, la primera que me gustaba mucho la política y la segunda que estaba mal ubicada en el PSOE. La base ideológica socialista me gusta, porque es socialdemócrata, lo que no me gustaba era el sistema de funcionamiento, porque para trabajar en un grupo necesito que tengamos unos ideales comunes, que el sistema de funcionamiento sea justo y que exista una metodología de trabajo clara, que se siga siempre. En el PSOE se dan casos de personas que ocupan puestos muy altos y no tiene unos estudios acordes con el cargo que desempeñan y para mí es un error, además lo dije antes de meterme en política porque es una cuestión de sentido común. Simplemente para el vocabulario técnico de una determinada rama o sector de trabajo se necesitan unos estudios, independientemente de que después tengas asesores o expertos, pero la decisión última la toma el político y si no sabe nada del campo que está dirigiendo no va a tomar la mejor decisión. En base a esto y a que tenía claro que quería que parte de mi vida la ocupara la política decidí buscar un partido en el que pudiera encajar y me gustará su funcionamiento y entró Ciudadanos.

Quiero agradecer a mi antiguo equipo de trabajo, el Grupo Municipal Socialista de Llanera de la pasada legislatura, que pensaran en mí para formar parte de su equipo, puesto que contribuyeron de forma muy positiva a mi formación política, y en especial a Hipólito por todas sus enseñanzas.

-¿Por qué decidió dar el paso?

-Siempre tomo mis decisiones estudiando todas las posibilidades que hay. Primero estudié la base ideológica y me remonté al neoliberalismo, analicé su evolución al socioliberalismo, también analicé la del PSOE y me encontré que al final el socioliberalismo y la ideología socialista no se diferencian tanto, porque defienden algo fundamental que es que la sanidad y la educación tienen que ser públicas, gratuitas y son un pilar básico. Respecto a los mercados y el comercio, Ciudadanos es más liberal que el PSOE, pero el liberalismo sufrió una evolución y no es absoluto sino que el Estado debe marcar las reglas del juego. Me gustó su base ideológica y sobre todo su funcionamiento interno.

-¿Cómo funciona Ciudadanos?

- El sistema de clasificación derecha e izquierda no me gusta, no creo que sea correcto y pienso que se aplicó en una época histórica concreta en España, ni siquiera en todo el mundo y es muy cuestionable. Creo más en la base ideológica que me gusta y el sentido común. Ciudadanos aplica el sentido común y un ejemplo es la educación que es mi campo, aquí fracasa por el abandono escolar y Ciudadanos decide mirar hacia los países nórdicos que son los que mejor educación tienen, y se intenta aplicar las cosas que ellos realizan a través de la creación de un grupo de profesionales del sector que elaboren un programa de educación tomando ejemplo de esos países. Ciudadanos trabaja a través de grupos de trabajo, se buscan soluciones concretas y se llama o se selecciona a las personas más relevantes de cada campo que quiera colaborar.

Pienso que en España estamos viviendo una segunda Transición con este nuevo panorama político y estoy convencida de que la situación sólo puede ir a mejor. Los cambios ya están patentes en la sociedad: la gente tolera cada vez menos los casos de corrupción política, tiene menos miedo a los cambios y exige más. Repudio cada caso de corrupción política, creo que a los políticos se nos debe exigir una formación, que debe haber unas tablas salariales que determinen los sueldos, igual que al resto de personal tanto laboral como funcionariado dependiente del Estado. De esta forma tendremos buenos políticos bien pagados para ocupar estos cargos de gran responsabilidad.

Veo similitudes entre la situación política durante los cuatro años que estuve de concejal en Llanera y lo que está pasando en España: gobiernos en minoría necesitan sentarse a negociar para asegurar la gobernabilidad. Esta nueva política evitará cambios constantes en las leyes según el gobierno de turno. Por ejemplo, una ley un pacto por la educación que sea dialogado y consensuado por la mayor parte de los grupos políticos será mejor, dará estabilidad y mejorará si duda la calidad de nuestro sistema educativo.

Esta forma de hacer política que practica Ciudadanos, política del sentido común, sin bandos de rojos y azules, que no enfrenta a empresarios y obreros, si no que busca soluciones para todos y que se aleja de la "política de amiguetes" que tanto daño hizo a este país es lo que realmente me convenció de Ciudadanos.

-¿Qué opinión tiene de Albert Rivera?

- Me gusta porque creo que tiene una visión global de cómo se deben hacer las cosas, él no sabe de todo lo único que hizo fue establecer una metodología de trabajo que se mantiene y puso a trabajar a todo el mundo. Pienso que si tú implantas una metodología de trabajo que funciona y es justa, cuando te vayas seguirá. Lo mismo que hizo Benjamín Franklin que dejó el primer parque de bomberos y la primera biblioteca de Filadelfia, que continuaron funcionando dada la gran demanda social que tenían. Rivera fue capaz de crear los grupos de trabajo que establecieron unas líneas en cada sector, que fueron las herramientas de trabajo. En mi último año de política junto con Hipólito y otra persona de la agrupación viajamos a Rivas-vacíamadrid, para conocer el método que usan allí para deshacerse de la basura en lugar de contar con una incineradora. Fuimos a ver que era y nos encontramos con una fábrica pequeña, sencilla y una clara alternativa a la incineradora y esto no se tomó en consideración. Personas especializadas en este campo en Ciudadanos me explicaron que existen muchas más alternativas. Otra de las cosas que me gusta es que todo el mundo se puede equivocar y este partido tiene capacidad autocrítica, como es el caso del resultado de las últimas elecciones.

-Forma parte de la agrupación de Llanera de Ciudadanos

-Si porque mi vida la realizó aquí, aunque resido en La Corredoria. Me tomé un café con Alfonso Cicero, el actual concejal del partido y le expliqué mi planteamiento. Me pareció que a pesar de ser una persona muy joven, tiene las cosas muy claras, sabe escuchar, pregunta lo que no sabe, busca información y creo que es una persona muy inteligente, estuvimos buscando soluciones a temas municipales y es una persona que no sólo se informa de lo que opinan los demás sino que busca información por él mismo, Cicero aplica el sentido común siguiendo la metodología de Ciudadanos.

-¿Estaría dispuesta a presentarse por Ciudadanos  en Llanera en unas futuras elecciones?

-Es una cosa que no me planteé, lo que voy a hacer es trabajar dentro de la agrupación cuando se forme y aportaré todo lo que pueda y cuando se creen los grupos de trabajo del Principado también me gustaría estar presente, en el campo de residuos y sobre todo en la rama educativa.