El propietario del Palacio de los Díaz Campomanes lo rehabilita atendiendo a la solicitud de Patrimonio

La Asociación de Vecinos de Cayés hizo posible la inclusión en el Inventario Patrimonial del conjunto histórico de La Ponte

Publicado el 16/03/2016
El tapin El propietario del Palacio de los Díaz Campomanes lo rehabilita atendiendo a la solicitud de Patrimonio

 Hace una semana comenzaron los trabajos de rehabilitación en el Palacio de los Díaz Campomanes, su actual propietario decidió atender a la solicitud que le hizo la consejería de Cultura y Patrimonio en su día gracias a la Asociación de Vecinos de Cayés, que hizo posible la inclusión en el Inventario Patrimonial del conjunto histórico de La Ponte, además están solicitando que se incluya también el patrimonio industrial.

El dueño del Palacio también lo es de la capilla y deberá rehabilitarla de la misma manera atendiendo a las indicaciones de la consejería, en el caso del puente es el propio Principado el que debe hacerse cargo de su mantenimiento y conservación en las mejores condiciones. “Es muy importante para los vecinos y el colectivo haber conseguido la recuperación de un conjunto histórico tan importante. Nuestro siguiente objetivo después de reunirnos con Otilia Requejo, Directora General de Patrimonio, y ver que vamos en la misma línea es que se inventaríe el patrimonio industrial”, destacó el presidente, Luis Álvarez.

El Palacio es la casa solariega de una familia ilustre asentada en Cayés en el siglo XVII, los Díaz de Campomanes. Este linaje procedente de Barrios de Luna (León) se instaló en Asturias por el matrimonio de María de Illanes, dueña de la casa y Francisco Díaz de Campomanes. La construcción actual fue reedificada sobre la precedente de 1836. Es una casa de pisos y buhardilla, tiene un cuerpo adosado de una sola planta a la izquierda. La planta baja presenta en el centro una puerta de doble hoja y una ventana a cada lado, todas ellas adornadas con molduras barrocas en los marcos. Del piso sobresale el balcón central, el elemento más destacado de la edificación, volado sobre repisa de piedra y balcones a ambos lados, enrasados en el muro. La cornisa es de piedra moldurada, los muros son de mampostería enfoscada y destaca el trabajo de sillería en marcos, impostas, cornisas y esquinales.

La Capilla de La Ponte, de la familia Díaz de Campomanes, construida a finales del siglo XVII y de estilo barroco es de planta rectangular y nave única, con presbiterio de menor anchura. El muro testero es recto y tiene sacristía adosada al lado de la Epístola. La fachada está organizada en dos niveles. En el inferior hay una puerta adintelada, flanqueada por sendos vanos de moldura plana. En el centro del segundo piso hay una hornacina de arco de medio punto. En el interior destaca un coro a los pies, al que se accede a través de una escalera de caracol de fundición. Un arco de medio punto de sillar separa la nave de la cabera, en cuyo muro del Evangelio hay un sepulcro empotrado bajo arcosolio fechado en 1738 de los Campomanes.