Pilar Fernández se defiende de las acusaciones del presidente de la sociedad de festejos de Lugo realizadas en la prensa

“Se trata de que las reglas de juego sean iguales para todos algo a lo que el presidente de la sociedad de festejos de Lugo no parece estar muy acostumbrado”

Publicado el 23/03/2016

Como concejal de Empleo, Transparencia, Juventud y Festejos, quiero aclarar algunas de las informaciones que el presidente de la Sociedad de Festejos de Lugo de Llanera, ha publicado en prensa.

En primer lugar no es cierto que fuera en octubre cuando el señor Lago presentó la solicitud para celebrar las fiestas sacramentales. Eso lo hizo concretamente el día 3 de noviembre, día que registró esa petición en el ayuntamiento, y fue en febrero cuando se le comunicó por escrito la necesidad de aportar una fianza de 6.000 €.

Previamente, el 18 de enero se le remitió un correo electrónico con la legislación aplicable a la celebración de ese evento, es decir, el decreto sobre el régimen de horarios de los establecimientos, locales e instalaciones para espectáculos públicos y actividades recreativas; las condiciones generales exigidas para la celebración de espectáculos públicos y actividades recreativas; y el decreto que regula las condiciones de los seguros obligatorios de responsabilidad civil exigibles para la celebración de espectáculos públicos y actividades recreativas.

En el segundo de esos documentos se recoge la necesidad de aportar una memoria técnica, certificando el aforo máximo permitido, condición necesaria para luego calcular la póliza del seguro de responsabilidad civil, así como disponer de un plan de emergencia con una serie de contenidos mínimos perfectamente explicitados.

En febrero se le remitió un escrito con el informe elaborado por los servicios técnicos municipales, en el cual se le pide, entre otras cosas, con un seguro de responsabilidad civil para cubrir daños a terceros, y una fianza de 6.000 € destinada a cubrir posibles daños en las instalaciones o mobiliario municipal, habida cuenta de que el lugar elegido para la celebración de la fiesta es el parking situado en las proximidades de la estación ferroviaria de Lugo. Una fianza que no sería necesaria si la fiesta se celebrara en un recinto privado.

Asimismo, se les informó a los responsables de la sociedad, que en caso de no contar con esa cantidad de dinero, podía ser sustituida por una ampliación en la cobertura del seguro de responsabilidad civil, opción ante la que nunca mostró su disconformidad. Seguimos en el mes de febrero, por lo tanto es falso que haya sido informado por sorpresa tal y como afirma el presidente de la sociedad.

El 15 de marzo, se presentó en el registro municipal la póliza del seguro de responsabilidad civil, y dos días después se le contesta por escrito diciéndole que no se puede admitir esa póliza de seguro al no haber presentado la preceptiva memoria técnica que certifique el aforo de la carpa que se pretende instalar para desarrollar la fiesta. Es decir, desde enero ni se ha presentado memoria técnica ni plan de emergencia.

Además, la póliza presentada, en una de sus clausulas excluye los daños que se pudieran causar a las instalaciones donde se celebran las fiestas, daños que sí quedarían cubiertos con esa fianza, que sería devuelto al término del festejo una vez comprobada la ausencia de daños.

El presidente de la sociedad se queja de presuntas trabas a su fiesta, cuando no es así ni mucho menos, de hecho hace unas fechas en Posada se celebraron unas fiestas idénticas sin ningún problema. Se trata, ni más ni menos, de que las reglas de juego sean iguales para todos algo a lo que el presidente de la sociedad de festejos de Lugo no parece estar muy acostumbrado.