El PSOE en relación a las últimas declaraciones del señor Argüelles acerca del cambio de nombre de la cárcel de Villabona.

Quien más insulta no tiene más razón

Publicado el 30/04/2016

Ya nos tiene acostumbrados el PP en general y su portavoz en Llanera en particular, a intentar camuflar su falta de argumentos con palabras gruesas y subidas de tono, actitud propia de aquellos que saben que los argumentos no están de su lado e intentan desviar la atención de lo sustancial a base de levantar el tono de voz.

Esto ha vuelto a suceder con la iniciativa para cambiar la denominación del actual Centro Penitenciario de Villabona, por el más adecuado de Centro Penitenciario de Asturias, toda vez que se trata de la única prisión existente en suelo asturiano. Una propuesta que el diputado socialista Antonio Trevín llevó al Congreso de los Diputados, y la única verdad es que tanto el PP como Foro Asturias, votaron en contra de esa iniciativa, dejando en bastante mal lugar a sus correligionarios en Llanera, y a eso, tal vez, se deba, la nueva salida de tono de su portavoz, Silverio Argüelles.

En lugar de buscar subterfugios, el señor Argüelles debería de aceptar una realidad sencilla: el PP no está a favor del cambio de denominación de la prisión asturiana, haciendo caso omiso a la voluntad unánime del pleno municipal, y a la manifestada por la Asociación de Vecinos de Villardeveyo, en un nuevo ejemplo de cómo entiende el PP el respeto a la voluntad popular y a la emanada de sus legítimos representantes.

Va siendo hora de que el PP manifieste a las claras cual es su verdadera opinión en este asunto, y una vez que tanto los populares de Llanera como los de Asturias lleguen a un punto común, se pongan de acuerdo para influir en sus compañeros nacionales para que la voluntad de este ayuntamiento pueda salir adelante.

Sólo hay una realidad, y es que la derecha asturiana y española se han unido para, una vez más, hacer caso omiso a la voluntad de todo un municipio.