Los nuevos depósitos de agua de Mundín y Pruvia están en funcionamiento aunque los vecinos no han notado un aumento de presión

Publicado el 18/05/2016
El tapin Los nuevos depósitos de agua de Mundín y Pruvia están en funcionamiento aunque los vecinos no han notado un aumento de presiónGerardo Sanz, José Vega y Carlos Ramos, en el depósito de Mundín

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y el concejal de Obras, Servicios e Infraestructuras, José Vega, visitaron los nuevos depósitos de agua de Mundín y Pruvia, que ya están en servicio. El depósito de Mundín entró en funcionamiento el 29 de marzo, mientras que el de Pruvia lo hizo el día 31. El jefe de servicio de Aqualia en Llanera, Carlos Ramos, ha acompañado al Alcalde y al concejal de obras en su visita a ambas instalaciones.

El depósito de cabecera de Mundín cuenta con dos vasos y un volumen total de 13.370m3. Dispone de una autonomía aproximada de entre 3 y 4 días, recibe agua procedente del Consorcio de Aguas de Asturias (CADASA) y desde él se suministra aproximadamente al 75% del concejo, suministrando agua a otros depósitos como Depósitos de Castiello, Depósito de Veyo, Depósito de La Quintana, incluso en caso de ser necesario a los depósitos de Panizales, Ables, Cayés y Cañe.

El depósito de Pruvia, cuenta con dos vasos y con un volumen de 7.975 m3, recibe agua procedente de CADASA y desde allí se suministra agua a distintas zonas, entre ellas, Pruvia, La Llomba, Fonciello, Cantu San Pedro.

Ambas instalaciones han entrado en servicio una vez realizadas las adecuaciones necesarias y que han consistido en: adecuación y modificaciones en el sistema de dosificación de hipoclorito sódico, instalación del sistema de descarga de hipoclorito sódico, obras relacionadas con la prevención de riesgos laborales, instalación de escaleras de acceso a vasos de los depósitos e instalación de un sistema de telecontrol.

 El miembro de la asociación de vecinos Cafamilu de Lugo, Gerardo Fernández, denunció en su día ante el Ayuntamiento de Llanera, cuando gobernaba el Partido Popular, la falta de presión en la calle Asturias, “compré un manómetro para medirla y me daba 2,4 kilos cuando me dijeron que debería de ser de 3 para que le llegara al vecino del piso más alto”, recordó. Por el momento, Gerardo no ha notado que aumentara la presión en su domicilio, aunque reconoció que se ducha a las 6 de la mañana para ir a trabajar y siempre tiene la misma presión. “Con este nuevo depósito se aumentó la capacidad, pero la presión lo veo complicado porque en mi calle desde que llegué en 1983 nunca se han renovado las secciones de tubería y si aumenta la presión posiblemente revienten”, comentó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos de Pruvia, Manuel Valcárcel, se mostró satisfecho con la puesta en marcha del depósito, ya que era una de las demandas del colectivo. “No entendemos como una obra en la que se gastó tanto dinero estuvo parada tantos años, además de los estropicios que se hicieron allí. Estamos valorando si se da una mejora en el abastecimiento, aunque creemos que la presión no aumentará porque las tuberías son de fibrocemento”, concluyó.