Las III Jornadas Gastronómicas San Isidro del Cachopín finalizan el día 22 de mayo

Publicado el 19/05/2016
El tapin Las III Jornadas Gastronómicas San Isidro del Cachopín finalizan el día 22 de mayo

Las III Jornadas Gastronómicas San Isidro del Cachopín finalizan el domingo 22 de mayo y los 23 establecimientos hosteleros del concejo se preparan para poner la guinda al pastel. El Tapín ha acudido a varios de los locales participantes y en general están contentos con la iniciativa y la valoran de forma positiva, ya que les permite unirse y dinamizar el concejo.

 José el propietario del Café Plaza aseguró que los días más fuertes fueron los de San Isidro, al colocarse este año el mercado, “ese fin de semana vendí 200 cachopines, además acudió mucha gente de fuera del concejo”, destacó. El nombre de su plato era Cachopín “Trío de ases” y estaba elaborado con jamón ibérico, gambas y setas al ajillo.

José María de la Cafetería Crisol afirmó que espera vender unos 500 cachopines, ya que al estar el mercado ubicado en Posada descendieron las ventas con respecto al año pasado. “El primer fin de semana fue bastante bueno al ser la novedad y el de San Isidro esperábamos un poco más por ser festivo. En este momento, llevamos vendidos unos 350”, aseguró. Su cachopín se llama “Bocarte Ibérico” y está compuesto de pimiento de piquillo, queso y paletilla ibérica.

Susana del Bar Al Roca confesó ser novata en este evento, ya que es el segundo año que participa en la iniciativa y afirmó que la venta de cachopines fue poco a poco. “El peor fin de semana fue el de San Isidro, porque la gente decidió quedarse en el mercado, pero estoy muy contenta con el resultado y la cantidad de gente que acudió”, comentó. Su cachopín se llamó “Sorpresa” y es un redondo de ternera relleno de crema de pimientos  del piquillo con jamón ibérico, acompañado de salsa cabrales.

Chema propietario del Restaurante Michem explicó que fue una gran idea poner este año el horario en el que se servía el cachopín, que en su caso era todos los días menos los domingos por la noche de 13 a 15 horas y de 21 a 23 horas. “Las ventas fueron parecidas a las del pasado año y esperamos que este último fin de semana remonte algo más. El lunes de San Isidro salieron bastantes cachopines”, recordó. Su cachopín se llama “Carbonero” y está compuesto de cerdo, morcilla matachana, patata panadera y verduras.

Rufino del Restaurante Parrilla La Mundina aseguró que en lo que llevan de jornadas vendieron 752 cachopines. “Una de las ventajas este año fue que pudimos elegir nosotros los productos que usábamos y decidimos usar carne de centollo. Para nosotros el día más fuerte es el sábado”, apuntó. Su “Cachopín del Cantábrico” está elaborado con ternera, carne de centollo, queso ahumado de Pría envuelto de panko.

Luis Ángel de la sidrería El Pondal se mostró satisfecho con las jornadas, ya que vendió la misma cantidad de cachopines que el pasado año, siendo los días más fuertes los del fin de semana y coincidiendo con el partido del Sporting. Su cachopín se denomina “Cachopondalín” y está hecho con un cachopín tradicional  de ternera asturiana relleno de foie y cebolla caramelizada.

David de El Bar Panera hace un buen balance, aunque reconoce que es el primer año que participa, ya que abrió recientemente, “lo doy sólo los fines de semana y llevo vendidos unos 350 cachopines, incluso muchos clientes han repetido. Se notó la festividad de San Isidro, porque el día más fuerte es el sábado y este fue un poco flojillo”, destacó. Su cachopín se denomina “Gamoneu & Chips” elaborado con Ternera, queso Gamoneu, cecina, rebozado de patatas chips y mermelada de pimientos asados casera.

Juan de la Sidrería La Llera comentó que esta iniciativa se está consolidando, pero espera que en futuras ediciones acuda mucha más gente de fuera del concejo, para convertirlas en un referente en la región. “La jornada fue muy buena y aumentó la venta al organizarse el mercado en Posada”, recalcó. Su cachopín se denomina “Cremoso & Crujiente” elaborado con Ternera, queso cremoso, lacón ahumado y jamón y rebozado crujiente.

Joaquín de El Minuto Bar apoya la iniciativa y la valora positivamente, porque permite unirse a los hosteleros y dinamizar el concejo. Se mostró satisfecho con la participación y el ambiente. Su cachopín se llama “Diminuto” compuesto por un filete de ternera, jamón serrano, queso de cabra, mermelada de tomate y guarnición de setas a la crema.