Carta al director. Ud. hace como las mujeres de la vida que llaman “putas” a las demás para que no se las llamen a ellas.

Publicado el 19/05/2016

Al Sr. Silverio Argüelles:

A diferencia de Ud. y en tanto que jubilado después de una vida dedicada al trabajo, gozo de tiempo para dedicarme a un gesto democrático como es el opinar y respondo a sus bravuconadas para tratar de ponerle en el sitio que le corresponde.

En todos sus artículos veo reproches al gobierno municipal de Llanera y ni una sola propuesta alternativa lo que me hace pensar lo mal que han digerido la derrota electoral y el haber pasado a la oposición. Supongo que ve frustradas sus aspiraciones a ser un día alcalde del municipio y confío en el buen entender de los llanerenses de que eso no sea nunca.

Ud. al igual que sus correligionarios siempre recurren a la descalificación con referencias a los comunistas y a los populistas, cuando solo ustedes han sido los causantes de la situación extrema en que viven millones de españoles, sin trabajo, con salarios de miseria,  con largas listas de espera en la sanidad mientras ésta se privatiza.

Ud. hace como las mujeres de la vida que llaman “putas” a las demás para que no se las llamen a ellas.

Yo no necesito defender a Venezuela porque sabe ella defenderse por sí misma, pero su fanatismo reaccionario le olvida saber que Maduro fue elegido en las urnas y su mandato espira en 2018. Nada tiene que ver la composición del Parlamento (con mayoría de derecha) a la presidencia. Igual pasa en EE.UU con un Senado de mayoría republicana y un presidente Demócrata, sin que por ello suponga que los republicanos pretendan revocar al presidente.

Me hubiera gustado que fuera testigo de las imágenes que muchos vimos en el balcón del Ayuntamiento  de Siero. Un Sr. asomado al balcón arengando a los allí manifestados con gestos de brazos provocativos como las mismas imágenes muestran y al más puro estilo fascista. Yo defiendo (sepa Ud.) los derechos humanos allá donde estos son violados. Sea en Venezuela, Arabía Saudí, Israel, Marruecos o en cualquier rincón del mundo. A Ud. y los suyos solo les preocupa Venezuela. Basta ver los telediarios. En Méjico sigue sin aclararse el asesinato de 43 estudiantes. En Colombia asesinan a opositores, sindicalistas y campesinos sin que merezca una sola atención en nuestros Medios de Comunicación. En Palestina las matanzas, detenciones arbitrarias y destrucción de casas, es cosa de todos los días. Silencio en los medios que ustedes dirigen y financian y qué decir de la situación de los refugiados que se deportan como en la mejor época nazi. Ustedes no son ningún ejemplo para la sociedad después de lo que les está cayendo en Madrid, Valencia, Toledo, Baleares, Murcia, Galicia y lo que resta por caer.

Dos cosas más para dejar claras nuestras diferencias. Le invito a leer la biografía de Leopoldo López: Asesorado por el expresidente colombiano Alvaro Uribe (vinculado al narcotráficio y al paramilitarismo). Amigo íntimo del expresidente mejicano Felipe Calderón uno de los países más violentos y corruptos del mundo. Estudió en una escuela de la CIA, la Kennedy School of Government de Harvard, encabezó la marcha al Palacio de Miraflores donde hubo decenas de muertos y el conocido secuestro de Hugo Chávez y un largo etc. que le hace incitador a la desobediencia civil y a la violencia callejera. ¿Es Leopoldo López un preso político o un político preso?

 La segunda “cosa” es que en Venezuela han sido requisados alimentos y medicamentos encontrados en grandes almacenes que no salían al mercado con la pretensión de desestabilizar el país y crear descontento social. Esta es la reacción de la derecha venezolana que ha visto amenazados sus privilegios de siempre.

Sr. Silverio: Dedíquese a hacer oposición constructiva y deje de torpedear a un gobierno municipal que trata de hacer las cosas de la mejor forma posible  y al menos con transparencia y generosidad.

A su atención

Juan Luis Vallina