Alfredo Rodríguez presenta su segundo libro “Socialismo y movimiento obrero en Llanera. De los orígenes a los albores de la Guerra Civil”

Publicado el 20/05/2016
El tapin Alfredo Rodríguez presenta su segundo libro “Socialismo y movimiento obrero en Llanera. De los orígenes a los albores de la Guerra Civil”Alfredo Rodríguez, con su segundo libro

El historiador, escritor, concejal de Cultura y antiguo periodista de El Tapín, Alfredo Rodríguez, ha escrito su segundo libro “Socialismo y movimiento obrero en Llanera. De los orígenes a los albores de la Guerra Civil”. El viernes 20 de mayo lo presentó en el Restaurante La Torre.

El acto lo organizó la Agrupación Municipal Socialista de Llanera y al evento acudió el Secretario General de la FSA y Presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Javier Fernández, el Secretario General de la Agrupación Municipal Socialista de Llanera y Alcalde de Llanera, Gerardo Sanz Pérez y el Vicedirector de la Fundación José Barreiro, Adolfo Fernández Pérez, los tres han sido los prologuistas del ejemplar, que está financiado entre la Agrupación Socialista de Llanera y la Fundación. Cuenta con casi 300 páginas y su precio es de 20 euros.

-¿Qué aparece en la foto de portada?

-La que era la Casa del Pueblo de La Miranda edificada por el Sindicato Minero del Santufirme en 1918.

-¿Por qué escribió este libro?

-Por mi afición a la historia del municipio, como socialista me interesa conocer la historia del Socialismo en Llanera y las personas que hizo posible que nosotros estemos aquí.

-¿Cómo está estructurado el libro?

-Cuenta la historia del Socialismo en el municipio desde la fundación de la primera agrupación en 1901 hasta el inició de la Guerra Civil. La primera agrupación se creó en la fábrica de explosivos de Cayés. 1901 es el año de la fundación de la Federación Asturiana Socialista y se cumplen 115 años.

-¿Este fue el motivo de la presentación del libro este año?

- Esto es algo casual, porque cuando lo empecé a escribir no tenía ninguna fecha concreta para que se publicara.

-¿Cuánto tiempo le llevó?

-Entre investigación y escritura tarde unos cinco años y otro año más para conseguir la financiación, como mínimo tarde entre seis o siete años.

-¿Cuáles son las fuentes empleadas?

-Prensa de la época socialista y no socialista, las actas del Ayuntamiento de Llanera, documentación de los archivos de la Fundación José Barreiro, del archivo histórico de Asturias, bibliografía y archivos particulares como de la familia de Agustín Fernández. Además tiene un apartado de fotos antiguas del municipio y documentos oficiales.

-¿Hay algo sobre lo que nunca se ha escrito en el libro o se ha tratado muy por encima?

-Le dedico un capítulo al Sindicalismo Agrario, que no es muy habitual en este tipo de obras, no sólo al socialista, sino también al católico y al vinculado al Partido Reformista, porque en el libro no sólo habló de los socialistas sino también del resto de fuerzas políticas que había en el municipio. Es un recorrido político, social y económico de la época.

-¿Cuántos capítulos tiene?

- Tiene seis capítulos, el primero es de introducción, donde se explica de donde nace el movimiento obrero, cómo empiezan las explotaciones mineras en el municipio, el desarrollo de las carreteras, el ferrocarril y la industria. Porque son los obreros los que se empiezan a organizar para pedir sus derechos laborales y políticos, ya que el antiguo sistema de la Restauración ya no es capaz de dar salida a sus reivindicaciones de y se organizan en otras fuerzas políticas, además de pelear contra el Caciquismo muy intenso y duro en el municipio.

-¿Cuántos afiliados tenía?

-En 1923 en Llanera había 14 afiliados, que es la parte más baja y en 1930 entre todas las agrupaciones había más de 400. En total había casi una agrupación por parroquia en la década de los 30, además de las agrupaciones de Juventudes Socialistas, porque es en estos años cuando se produce la explosión con la llegada de la República, se consolidan las agrupaciones y se desarrolla el sindicalismo agrario.

- ¿Estas agrupaciones que actos realizaban a nivel social?

-Organizaban partidos de fútbol, las Juventud Socialistas organizaban tés que eran reuniones, el 1 de mayo acababa con una fiesta y un baile igual que en algunos mítines, como los que se hacían en las fiestas de Santiago que lo organizaba el Sindicato agrario.

-¿Cuántas casas del pueblo había en Llanera?

-Casa del pueblo estaba la de La Miranda y sabemos que la primera agrupación de Cayés también tuvo su local social. El Sindicato Agrario de Ferroñes tuvo el suyo y los de Cerámicas Guisasola compraron el solar para edificar  un local social pero nunca se realizó, el lugar era donde ahora está el “Tocote” de Cayés.

-¿Qué supuso para Llanera el socialismo?

- Se consiguieron cosas, aunque tuvieron que moverse en un contexto muy difícil con mucha represión por parte del conservadurismo caciquil, que tenía mucho peso en Llanera y recurría a todos los métodos posibles para impedir el desarrollo y lo consigue en cierta media, ya que hasta 1920 el PSOE no consigue su primer concejal, que es Agustín González “El Dios”, que era de Caravies. Él junto a José Antonio Álvarez el “Llobu” son las dos figuras más importante del socialismo en Llanera, el Llobu porque fue el fundación de la primera agrupación y su presidente y Agustín porque tuvo peso en el sindicalismo minero, reorganizó la sociedad de obreros cerámicos de La Estufa, tuvo influencia en el sindicalismo agrario y fue un trabajador incansable por el socialismo. Fue el primer concejal en 1920 y en 1936 fue el primer alcalde socialista durante un año y cinco meses.

En la lucha contra el conservadurismo es importante el papel y la relación de los socialistas y partido Reformista, porque estos fueron los primeros que rompieron el monopolio conservador y consiguieron tener un alcalde en Llanera que fue Severino Coterón, durante dos años. La relación entre los dos partidos fue muy intensa durante bastante tiempo. En el libro recojo en un anexo todos los artículos escritos por Agustín en prensa, que yo encontré en Aurora Social y Avance, son cerca de 40 y también las tres cartas que escribió desde la cárcel de Oviedo y otra desde Bélgica, y posteriormente fue fusilado contra la tapia de la cárcel y está en la fosa común del cementerio de Oviedo.

-¿Cuáles eran las diferencias entre los Reformistas y los Socialistas?

-Los dos comparten los ideales republicanos y las mejoras de condiciones laborales de los trabajadores, pero los reformistas tuvieron poca incidencia en los obreros industriales, tuvieron más presencia en el medio rural, aunque estaba formado por  médicos, farmacéuticos, son personas con más estudios o negocios. Melquiades Álvarez dio un giro ideológico cuando cayó el régimen de Primo de Rivera, ya que pudo haber sido la gran figura del republicanismo en España, con su discurso en el Teatro de la Comedia con el que empieza haciendo un alegato a favor de la Republica pero acaba siendo a favor de la Monarquía, lo que supone arruinar las relaciones entre socialista y reformistas por su giro a la derecha, aunque en Llanera mantienen relaciones unos años más. Recojo un extracto de un acta del Ayuntamiento donde Agustín Fernández reconoce que el PSOE considera de izquierdas a los reformistas.

Existía un círculo reformista que tenía su sede en Posada de Llanera, esta es una parte de la historia del municipio que nunca se había tratado, es decir la presencia del partido en Llanera. Estos círculos ya existían antes de la llegada de Podemos, ya que los reformistas se consideraban así, en lugar de agrupaciones y viene de los círculos republicanos de Gijón. Los reformistas estaban muy bien organizados y tenían delegados en cada parroquia y doy muchos de los nombres de los miembros de este partido.

-¿En Llanera se apuesta por este tipo de publicaciones políticas?

-Se están haciendo cosas en revistas como Perxuraos, aunque esta es la primera monografía de la historia del siglo XX del municipio, que se escribe con esta amplitud. Ojalá venga mucha más gente detrás y nos ayude a completar el panorama y este mismo libro, ya que hay cosas que se pueden completar. Aunque es cierto que la información no es fácil de conseguir, porque este es un territorio pequeño y más antes del periodo histórico de la Guerra Civil, en la que se perdieron muchos documentos. Pienso que se pueden hacer cosas interesantes, que le guste a los lectores y sepan algo más del primer tercio del siglo XX, no sólo a nivel político, sino también el social con las dificultades por las que pasaron, como las subidas de precio provocadas por la I Guerra Mundial, la incidencia  de la gripe del 1918 y hay un poco de todo para contextualizar la situación económica, social y que supusieron en el desarrollo político, que es la parte más amplia.

-¿Retoma el tema este año en la revista Perxuraos?

-Sí hablo de “Caciquismo y elecciones en Llanera en el primer tercio del siglo XX”. Aproveché la información que conseguí con el libro, ya que me da la oportunidad de escribir artículos más breves sobre temas más concretos. La gente tiene conciencia de la Llanera de la Guerra Civil hasta ahora, pero antes es más complicado porque no queda gente viva prácticamente y la documentación hay que rastrearla en muchas fuentes, en los periódicos de la época aparecen muchas cosas, como el Noroeste que es de ideología Republicana y Reformista.

-¿Cómo era el sistema electoral de aquella época?

-Gijón, Llanera y Corvera eran un solo distrito electoral  y para contrarrestar el voto más progresista de la ciudad se les acoplan municipios rurales, en Llanera era muy fuerte el caciquismo y son sistemáticos los pucherazos electorales. Cuento muchas de ellas en el libro, como que un candidato conservador consiga el 100% de los votos en una parroquia con más gente de la que hay registrada en el censo; actas que no aparecen cuando se cierran las mesas y después surgen milagrosamente; un presidente de mesa que tira la urna por la ventana y sale corriendo con ella; es habitual la presencia de muertos en los censos o de personas que vive en otros sitios y se elimina a otra gente; se usan los matones para presionar a los vecinos; sacerdotes que dan los sobres cerrados a sus feligreses a la salida de misa para votar y había papeletas dentro de la urna cuando se abría el colegio electoral.

-¿Cuál es el capítulo más extenso?

- Le dedico uno a la Revolución del 34, que comenzó en Llanera. El más extenso es el los años 30, porque es del que existe más información. El de los años 20 es algo más breve.

-¿El siguiente libro cuál será?

-Este es mi segundo libro después de “Cafamilu. 40 años de vida vecinal” de 2011. Ahora voy a descansar. Espero que los llanerenses descubran información sobre la que nadie había escrito y que lo encuentren interesante, ayuda a comprender porque somos lo que somos como municipio. Alguna persona me dijo que aparece su tía y habrá gente que encuentren a sus familiares en el ejemplar. Sobre Agustín se sabía cosas sueltas, pero tras hablar con sus hijas y otras personas he completado algo más. Tenía muchas ganas de verlo y la satisfacción de alcanzar una meta, porque nunca pensaba que iba a quedar así de bien, estoy enormemente satisfecho con el resultado final.