La empresa Aqualia resulta adjudicataria del servicio de aguas (Mayo 2006)

Cambio en el modelo de gestión, como afirma el equipo de gobierno, o privatización, como defienden los grupos de la oposición.

Publicado el 26/05/2016
El tapin La empresa Aqualia resulta adjudicataria del servicio de aguas (Mayo 2006)Tapín 57 Mayo 2006

Cambio en el modelo de gestión, como afirma el equipo de gobierno, o privatización, como defienden los grupos de la oposición, lo cierto es que la empresa Aqualia S.A. es la empresa que se encargará de gestionar el abastecimiento de agua y el saneamiento de todos los vecinos de Llanera durante los próximos 25 años, hipótesis que ya había adelantado El Tapín en el mes de julio de 2004 y donde ya se citaba a Aqualia como posible empresa gestora del servicio.

Este proceso culminó con la celebración de un pleno extraordinario el pasado día 16, en el que se trató como único punto en el orden del día la adjudicación integral del servicio de aguas a la empresa Aqualia, cuya oferta superó en valoración a la presentada por Asturagua, sumando 84 puntos la primera de ellas por los 63 de la segunda.

Aqualia presentó una oferta en la que incluye una inversión en obras de algo más de 8,7 millones de euros, por los más de 5,4 de su competidora, inversión que tendrá que efectuar en los primeros tres años de la concesión, y, en los próximos 15 días Aqualia tendrá que depositar 1,2 millones de euros en las arcas municipales y suscribir una póliza de seguro por valor de 3 millones de euros.

 

Debate

Una vez expuesto el asunto del pleno, tomó la palabra el socialista Belisario Camblor, quien rechazó que se estuviera ante un “simple cambio de gestión”, sino que “estamos ante un negocio de más de 90 millones de euros”, que vino “precedido de un aumento de las tarifas de saneamiento y de las del agua, tres semanas antes de decidir privatizar”.

En cuanto a la tramitación del expediente, señalo que éste había “volado”, ya que el anuncio salió el 27 de febrero, el 2 de marzo Asturagua pidió información complementaria, el 21 de ese mismo mes se abren los sobres para conocer las ofertas y el 3 de abril se hace la concesión a Aqualia, como explicó el portavoz socialista, y esta celeridad puede suponer que “los vecinos paguemos sobrecostes, y esto no es una defensa de la oferta perdedora, ni de la ganadora, sino que hoy no tenemos la mejor oferta posible”.

Desde IU, Juan Luis Vallina señaló que “la fase política ya se debatió en su día, y ahora estamos en el proceso de adjudicación, en el cual nosotros ya habíamos anunciado que la concesión tenía nombres y apellidos” y se negó a discutir “la declaración final de los técnicos, porque primó el contenido político y el reparto ya estaba hecho”.

Para la coalición se ha llegado a este punto “para hacer caja y poder cumplir con sus compromisos electorales y como la empresa no va a ser deficitaria sino que va a tener beneficios, eso lo tendrán que pagar los usuarios”.

Las acusaciones de haber tomado una decisión en clave electoralista, ya que las próximas elecciones municipales serán en el mes de mayo del año próximo, que le llegaron desde los bancos de la oposición, fueron desmentidas por el alcalde, Avelino Sánchez, ya que “los mandatos duran cuatro años y las cosas se van haciendo a lo largo de ellos, y nuestro objetivo es mejorar las arcas en beneficio de los ciudadanos y son muchos los municipios que externalizan sus servicios para que sean mejores y más baratos”.

Volvió a acusar a la oposición de no “respetar el trabajo de los funcionarios municipales”, y explicó que habían sido funcionarios del ayuntamiento los encargados de redactar las cláusulas administrativas, mientras que las técnicas fueron por cuenta de una empresa especializada “porque nosotros no tenemos el personal adecuado”.

Se mostró categórico a la hora de rechazar que el ayuntamiento vaya “a perder el control sobre el servicio de aguas y, según se recoge en una de las cláusulas del convenio, los precios sólo subirán lo que suba el IPC”.

Finalmente, afirmó que está “satisfecho” de la adjudicación a Aqualia, algo que consideró como “muy importante para este ayuntamiento con un canon y unas inversiones muy importantes para Llanera, y al final serán los ciudadanos los que decidan y ellos dirán en las urnas”.