Junio 2006 .El nuevo edificio para almacén municipal carece de proyecto técnico

La construcción de tres despachos de unos 30 metros cuadrados de superficie y baño particular, cada uno de ellos, destinados al jefe de obras, el capataz y el jefe de jardineros

Publicado el 13/06/2016
El tapin Junio 2006 .El nuevo edificio para almacén municipal carece de proyecto técnico

Eso es lo que denuncia el portavoz de los socialistas de Llanera, Belisario Camblor, con relación al nuevo edificio levantado en la zona de almacenes municipales, en el que se acogerá el archivo del ayuntamiento, almacén y tres despachos. Según Camblor, después de haber visto “el expediente de la obra, resulta que no aparece el proyecto técnico oficial, algo que se exige a todos los particulares cuando quieren hacer una construcción, y más en este caso que se trata de un edificio de dos plantas”.

Por otro lado, la construcción de este edificio también ha supuesto que el consistorio haya tenido que pagar “varias multas a la confederación hidrográfica, por carecer de los permisos necesarios, por su proximidad a un cauce de agua”, denuncia Camblor.

Tampoco escapa a la polémica la construcción de tres despachos de unos 30 metros cuadrados de superficie y baño particular, cada uno de ellos, destinados al jefe de obras, el capataz y el jefe de jardineros. “Esos tres despachos juntos, baños incluidos, suman una superficie mayor que la que ocupa el actual consultorio médico de Lugo”, explica el socialista.

El pasado día 9, Belisario Camblor convocó a los medios de comunicación a una rueda de prensa, en la que calificó de “totalmente irrazonable” la construcción de estos despachos, que ocuparán parte de la segunda planta con la que cuenta el edificio.

Según el portavoz de los socialistas, estos despachos tienen una superficie que es “el doble de la que tiene el despacho del alcalde, y éste no disfruta de un baño particular, mientras que los de la teniente de alcalde, por ejemplo, y los del resto de funcionarios municipales, son aún más pequeños”, de ahí que pida “explicaciones” al alcalde por estas construcciones.

Además de poner el acento en el “empaque que tienen esas instalaciones, absolutamente desconocido en otras dependencias municipales”, Camblor señala que los destinatarios de los mismos son “esos mismos trabajadores a los que se les ordena hacer tantas horas extra”, y se pregunta “porqué tenemos que pagar este tipo de despachos que son totalmente irrazonables”.