[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


María Miranda y Goyo Alonso homenajeados como Paisanos del Año de Ables

Festival de Tonada donde actuaron los llanerenses Manolo el Barberu y Lucía Rojo.

Publicado el 26/06/2016
El tapin María Miranda y Goyo Alonso homenajeados como Paisanos del Año de Ables

 La Asociación de Vecinos San Juan de Ables homenajeó a sus paisanos del Año el sábado 25 de junio, durante sus fiestas patronales. Mientras tanto se repartieron los 700 bollos y botellas de vino entre los socios y una hora  antes comenzó el festival de Tonada donde actuaron los llanerenses Manolo el Barberu y Lucía Rojo. Tras el homenaje comenzó la costillada y después la verbena amenizada por la Década y Cabaret y a las 24 horas se lanzaron los fuegos artificiales.

El Paisanos del Año fue Gregorio Alonso  “Goyo”, que nació el 6 de junio de 1934 en Folgueres Villaperi. Lleva gran parte de su vida viviendo en Ables, trabajó en la construcción y en la Didier 40 años, construyó con ayuda de amigos su propia casa en la localidad. Se casó hace 52 años con Ana, con la que tuvo dos hijas y dos nietos. Pasa las tardes en el centro de mayores en Posada de Llanera en el Centro Social, donde confesó que lee El Tapín todos los meses, “doy las gracias a la asociación, a mi familia y amigos y espero disfrutar de las costillas con todos mis familiares, vengo todos los años a las fiestas, nunca me las pierdo por nada, además vivo aquí al lado”, destacó.

La Paisana del Año fue María Miranda nació el 4 de diciembre de 1933 en Teverga, vivió allí hasta los 20 años, cuando se traslado a Oviedo para trabajar como cocinera. En 1968 se casó con Manolín el de Casa Mingo y se fue a vivir a Ables. Fue ama de casa, trabajaba la tierra y cuidaba el ganado, tuvieron dos hijos y cuatro nietos. Hace 10 años por problemas de salud se tuvo que trasladar a vivir a Posada, pero nunca se olvida de Ables donde tiene que ir a pasar alguna tarde y aprovecha para abrir la casa, regar sus plantas y echar la partida con Carmen, Milio y Paquita. “Estoy muy contenta porque la asociación se acordó de mí y muy agradecida”, afirmó.

 Los encargados de entregar las placas conmemorativas y los regalos fueron la concejala de Bienestar Social, Consuelo Álvarez, y el de Cultura, Alfredo Rodríguez.