[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Alfredo Rodríguez: “El Ayuntamiento de Llanera sí cumple sus compromisos de pago con Soto de Llanera”

Al Consejo Rector de la urbanización le pedimos cordura y una postura constructiva para evitar enfrentamientos estériles

Publicado el 29/06/2016
El tapin Alfredo Rodríguez: “El Ayuntamiento de Llanera sí cumple sus compromisos de pago con Soto de Llanera”
  • Es rigurosamente falso que el Ayuntamiento de Llanera se niegue a pagar la comunidad.
  • Con el envío de un recibo debidamente cumplimentado todo quedaría resuelto.

Resulta llamativo que el Consejo Rector de la urbanización de Soto de Llanera haya decidido embarcarse en una campaña de ataques al Ayuntamiento de Llanera, en relación con los pagos que le corresponde hacer al consistorio en tanto en cuanto que propietario de varios edificios en la urbanización.

Campaña además aderezada con un ataque intolerable a una funcionaria municipal, que lo único que hace es cumplir con su obligación y con lo que marca la ley, y exige, como así tiene que ser, un recibo o factura que justifique el gasto, y es que parece que los regidores de la urbanización no comprenden que una administración pública no es un propietario al uso, sino que es un organismo que no puede efectuar pago alguno si no media un documento que lo justifique.

Otra vez el Consejo Rector de la urbanización está intentando culpar al ayuntamiento, de algo que únicamente depende de su responsabilidad, y suponemos que realizar un recibo o factura justificativa no le supondrá una carga de trabajo inasumible, y verán como desde ese mismo momento empezarán a recibir los correspondientes ingresos. El ejemplo concreto está en los propietarios de bajos por los cuales el ayuntamiento paga alquiler puntualmente, quienes no tienen ningún problema para enviar el oportuno recibo de forma periódica.

Tampoco parece quedarles clara la distinción entre público y privado en relación a las zonas ajardinadas, y el ayuntamiento se encarga del mantenimiento y cuidado de las zonas verdes que son de su propiedad y no de las que son de propiedad privada, porque abundando en ese argumento, cualquier vecino que tenga una zona verde particular podría pedir al ayuntamiento, es decir, a todos los vecinos, que corrieran con ese coste.

Al Consejo Rector de la urbanización le pedimos cordura y una postura constructiva para evitar enfrentamientos estériles.