[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Fernando Rico, el diseñador de Villabona

Publicado el 12/07/2016
El tapin Fernando Rico, el diseñador de Villabona

Fernando Rico es natural de Oviedo, estudió en los Maristas hasta que pasó a la Escuela de  Artes y Oficios de Oviedo, donde estudió Diseño Gráfico. Su carrera profesional comenzó con su propio estudio denominado “Rico y Alba” en Oviedo, después abrió su segundo estudio “Hélice” como socio fundador en la capital de Asturias. Este fue uno de los estudios pioneros del diseño gráfico en la región y uno de los más importantes. “El diseño grafico comenzó en los años 70 y 80 con otros estudios como Elías Santa Marina, que fueron los pioneros, pero después comenzamos otros estudios como Forma, Helios Pandiella, Taller gráfico de Gijón que con ellos  fundamos la Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias en 1990. Éramos muy pocos estudios los que iniciamos la andadura”, recordó Rico. Con el tiempo montó su propio estudio que se denomina “Fernando Rico”.

Estos estudios trabajaban principalmente para la administración, aunque también había alguna que otra empresa privada. “Hay que tener muy clara la diferencia entre las agencias de publicidad y el diseño gráfico, ya que las agencias no trabajan con diseñadores sino con otro tipo de perfil a través de los Directores de Arte, que no son en la mayoría de las ocasiones diseñadores gráficos. La línea de trabajo de una agencia de publicidad es completamente diferente a la de un estudio gráfico, porque este último cuida mucho más al cliente, además se analizan mucho más los trabajos”, apuntó. La razón es que los estudios de diseño se centran en diseñar la imagen de la empresa, que es muy diferente a como vender la empresa y sus cualidades, de lo que se encargan las agencias es de promocionar las empresas.

 Hace 8 años Fernando se fue a vivir a Villabona, porque disponían de vivienda en la localidad ya que la familia de su mujer es oriunda de la zona. “Vinimos cuando hubo una caída importante del trabajo con la crisis en nuestro sector se cerró el estudio de Oviedo. Fuimos unas de las empresas más perjudicadas porque los clientes entraron en suspensión de pago o cerraron y la administración llevaba tiempo sin trabajar con nosotros”, afirmó. Rico aseguró que los estudios de diseño hicieron una labor de educación con las administraciones a nivel de enseñarles cómo funcionaba su trabajo, igual que con las empresas porque no conocían nada de ese mundo, “las empresas decían que para que iban a contratar a un buen diseñador si ellos vendían fenomenal su productor sin ningún tipo de diseño. Nos costó entrar muchísimo y tuvimos que hacer una gran labor educativa, explicando en qué consistía y para qué. Con la administración el hándicap era que ellos nos pedían unos cuantos diseños para elegir, cuando nuestra labor no es esa, sino que analizamos la información y el resultado que presentamos es uno no 20. Reflejamos claramente las necesidades y condicionantes que tiene la empresa a la hora de presentar su producto, puede haber variantes dentro de una misma línea o trabajo”, apuntó.

Rico comentó que se encontró en Villabona una gran acogida a nivel profesional. “Éramos completamente desconocidos, yo seguía con mis clientes en Oviedo y no esperaba que mi trabajo tuviera tan buena acogida en el sector rural” afirmó.  El diseñador trabaja con empresas privadas de la zona y ha tenido mucho apoyo del Ayuntamiento, porque hasta ahora no tenían este servicio.

Fernando consiguió varios premios por su trabajo en la mayoría de los casos cuando trabajaba en Hélice, porque se cubría un amplio espectro: el diseño gráfico, industrial y stand y exposiciones. “Creo que fue un estudio muy completo y de los más importantes que hubo en Asturias. Tuve varios premios importantes, uno en diseño grafico, otro en imagen corporativa, otro en folletos promocionales de empresa y otro en diseño industrial, porque me dedico a estos dos campos”, relató.

Rico asegura que aunque su centro de operación está en Villabona, continúa trabajando con empresas de fuera del concejo y de la región, “el trabajo ahora está muy flojo, se empieza a ver que se mueven cosas pero no lo suficiente. El principal problemas es que los costes no tienen nada que ver, además cada vez tienes más experiencia y estás obligado a bajar los precios , pero tu nivel de auto exigencia es mayor y no te permite bajar el nivel de lo que ofreces. Das más nivel pero por menos coste. Ahora tenemos que adaptarnos a presupuestos cerrado y con menos recursos el trabajo debe ser igual de eficaz”, aseguró.

Pero no todo es su trabajo, sino que también forma parte de la Asociación de Vecinos de San Miguel de Villardeveyo para aportar algo a su localidad y su concejo. Participó en el 125 aniversario de la línea ferroviaria Villabona-Avilés, como artista presentando su trabajo y con los carteles que se hicieron del evento.