Diego Díaz “en las zonas rurales hay un animal en extinción, el paisano de pueblo”

Publicado el 07/03/2015
El tapin  Diego Díaz  “en las zonas rurales hay un animal en extinción, el paisano de pueblo”

La tarde del jueves en el Llar de la Xente de Posada tuvo lugar una mesa redonda sobre agroganadería, sostenibilidad y soberanía alimentaria organizada por la C.U.P. Somos Llanera, en la que intervinieron la próxima eurodiputada de Podemos Estefanía Torres, el ganadero y activista Javier García, la responsable de soberanía alimentaria del Consejo Ciudadano de Podemos Asturias Paula Valero y el activista y defensor del medio rural Diego Díaz.

Abrió las intervenciones Estefanía Torres diciendo que se va a Bruselas “con la intención de ser la cartera del pueblo, ganaderos, agricultores, pescadores, etc., ya que la persecución de los medios artesanales y sostenibles de pesca, agricultura o ganadería obedece a una estrategia para beneficiar únicamente a las grandes industrias”, perjudicando gravemente a las personas del medio rural, que “somos la gente que sabe lo que es luchar por sobrevivir”.

Paula Valero hizo hincapié en el hecho de que la unificación de criterios desde Europa nos ha hecho mucho daño en Asturias, porque aquí “tenemos una orografía muy especial que nos caracteriza” y que ahora no se paguen subvenciones por cabeza de ganado sino por hectárea, ha hecho que “las explotaciones lecheras hayan disminuido a la mitad porque en Asturias apenas hay terreno llano”. Considera fundamental “generar una conciencia de consumo de productos locales y conseguir ventas directas que permitan abaratar los precios de ventas”.

Diego Díaz comentó que “en las zonas rurales hay un animal en extinción, el paisano de pueblo, porque ahora si tienes nueve pitas ya se considera una explotación y se asfixia a la gente hasta conseguir que la vida rural esté muriendo”. También quiso destacar que cada vez más se gestionan y distribuyen los recursos desde los despachos sin molestarse en conocer la situación real de cada lugar específico “el Parque Natural de Redes es el ejemplo de cómo una gente que nunca pisó el terreno lo gestiona como Doñana, que no se parece en nada; ahora es el momento de que la gente de pueblo diga lo que necesita”.

Javier García opinó que en Llanera “el mayor problema es que los explotadores no disponen de buenas estructuras” a diferencia de lo que sucede en Europa, donde desde hace siglos existen cooperativas gestionadas por los propios interesados y “los lobbys europeos inundan nuestro mercado con un producto para arruinar la producción local y así dominar el mercado”. También destacó el poco apoyo de las instituciones españolas y puso como ejemplo la multa impuesta a las grandes compañías lecheras por pactar los precios donde “el Gobierno y los sindicatos se han mostrado preocupados por las multas a las empresas pero ninguno se ha preocupado por los productores y lo que puede suponer para ellos”. Cree que hace falta más interés y esfuerzo por todas las partes implicadas para sacar adelante el sector y que “a veces se hacen las cosas mal porque no se facilitan los medios para poder hacerlas mejor y lo único que se hace es dar subvenciones como si eso fuese la panacea”.

Tras las intervenciones de los ponentes se abrió un turno de preguntas en el que los asistentes pudieron plantear sus dudas sobre los diversos temas y se generó una animada charla donde muchas personas se interesaron por las posibles actuaciones propuestas para intentar reflotar el sector agroganadero en Asturias, sumido en un deterioro cada vez más profundo, y todos coincidieron en la intolerable pasividad de las instituciones ante el hundimiento de la vida en los pueblos y sus sectores tradicionales.