Carta de Isabel Fernández a Silverio Arguelles

Cada vez que Gabino tose a usted le da un respingo, es muy entendible su afán de medrar en el partido haciendo méritos para con sus superiores.

Publicado el 23/07/2016
El tapin Carta de Isabel Fernández a Silverio Arguelles

Señor Arguelles, ya sé que cada vez que Gabino tose a usted le da un respingo, es muy entendible su afán de medrar en el partido haciendo méritos para con sus superiores.

Como le contesté en un pleno el precio del concierto de les lletres supuso un desembolso de 8000 euros, aproximadamente, no los 6000 que usted comenta, yo rindo cuentas en el pleno y la información es pública, quizás usted no prestó la atención debida. Dicha cantidad estaba estipulada en el presupuesto para contratar a una persona con el fin de disponer de un servicio de normalización llinguística en el concejo de Llanera (Asturias), pero desgraciadamente las limitaciones impuestas por sus compañeros de partido en el gobierno central hacen que haya sido imposible, al igual que es imposible disponer de una plantilla adecuada a las necesidades de este Ayuntamiento habiendo dinero para ello y gente demandante de un empleo. Esas son las incoherencias de su partido que le deberían de preocupar a usted y no la difusión de la cultura asturiana en Llanera.

 En cuanto al  concierto, resultó impecable en relación con el dinero que se gastó en él y el que haya habido más o menos presencia de público no supone ningún fracaso como usted quiere hacer ver. La cultura no es cuantificable y la difusión e intento de normalización de la misma tampoco lo es.

 Para finalizar, señor Arguelles, tengo que decirle que respeto tanto a la Llingua asturiana como a mis semejantes, yo no llamo “nadie” a las vecinas, vecinos y gente de otros lares que acudieron al concierto, tampoco “personajes” a compañeros de legislatura aunque estén en la oposición. Creo que esa es la primera lección de educación que debemos dar a nuestros hijos e hijas, el respeto a las demás personas aunque no piensen como nosotros.

 Reciba un afectuoso saludo