[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Biotecnología y medicina son las carreras que cursarán las becadas por El Tapín y Oquendo

Lucía Rodríguez y Rosana González, son vecinas de Lugo de Llanera y prácticamente han ido juntas a clase toda la vida

Publicado el 24/07/2016
El tapin Biotecnología y medicina son las carreras que cursarán las becadas por El Tapín y Oquendo

“no tenía muy claro que carrera iba a hacer, si algo relacionado con la salud o una ingeniería, pero me decidí finalmente por la Biotecnología, aunque necesito un 11.5, que fue la nota de corte del pasado año”

“pensé en lo que tenía más salidas y la medicina me gusta desde que era pequeña, porque jugaba a ser médico. Todavía no se la especialidad porque me gusta casi todo, dejaré lo de bailar y actuar como hobbie”

Las dos becadas confesaron que su asignatura favorita en el colegio fueron las matemáticas y en el instituto se sumó a eso la biología

“Da mucha pena marcharse. No son sólo las clases sino también los amigos y las vivencias, aunque los últimos años fueron muy  intensos pero nos sirve para unirnos”

Las alumnas de bachillerato con el mejor expediente académico del IES Llanera que recibieron la beca El Tapín-Oquendo, Lucía Rodríguez y Rosana González, son vecinas de Lugo de Llanera y prácticamente han ido juntas a clase toda la vida además son muy buenas amigas, tanto es así que tras tener las notas de la Prueba de Acceso a la Universidad se fueron junto con otras compañeras a recorrer Europa en el interrail.

Las dos estudiaron en el colegio público de Lugo de Llanera, aunque no en la misma clase pero siempre tuvieron relación, en la ESO fueron juntas varios años y estos dos últimos de Bachillerato, ya que las dos estudiaron el de ciencias. Lucía comentó que ella decidió estudiar ciencias porque siempre le han gustado las matemáticas y la biología, “no tenía muy claro que carrera iba a hacer, si algo relacionado con la salud o una ingeniería, pero me decidí finalmente por la Biotecnología, aunque necesito un 11.5, que fue la nota de corte del pasado año”, aseguró. Rosana comentó que siempre le atrajeron las ciencias de la salud, aunque no descartaba en un principio hacer artes escénicas que también le apasionan, “pensé en lo que tenía más salidas y la medicina me gusta desde que era pequeña, porque jugaba a ser médico. Todavía no se la especialidad porque me gusta casi todo, dejaré lo de bailar y actuar como hobbie”, comentó.

Las dos afirmaron que el examen de la PAU en general les salió bastante bien, pero el más flojo para todos los estudiantes fue el de Lengua, porque era difícil y además el primero. Los exámenes los realizaron los días 1, 2 y 3 de junio, en la Facultad de Química.

“La beca nos va a ayudar muchísimo para pagar parte de la matrícula de cara al año que viene, porque este año no tenemos que pagarla al ser matrícula de honor”, explicaron. Las dos becadas confesaron que su asignatura favorita en el colegio fueron las matemáticas y en el instituto se sumó a eso la biología. “Lo que más vamos a recordar son las risas en clase y los compañeros que hacían el día a día más ameno, este último año era muy duro, pero al final aprendimos a sobre llevar la tensión de tener exámenes todas las semanas, tenemos muy buen recuerdo, aunque cuando estás en el IES no te apetece venir por las mañanas, pero da mucha pena marcharse. No son sólo las clases sino también los amigos y las vivencias, aunque los últimos años fueron muy  intensos pero nos sirve para unirnos”, apuntaron.

Las dos becadas reconocen que estos años tuvieron mucha suerte porque pudieron viajar al extranjero con el centro, eso les permitió vivir una experiencia diferente y recuerdan con cariño los viajes a Alemania, en los que pudieron demostrar sus conocimientos sobre otra lengua usando el inglés. “Sabemos que el paso a la universidad será grande, esperamos un poco más de independencia y conocer gente nueva”, afirmaron.

Los hobbies de Rosana son bailar y actuar y los de Rosana tocar la flauta, en la Escuela Municipal de Música, escuchar música, bailar y leer. Las becadas aconsejaron a los alumnos de 2º de bachiller del próximo año que lo lleven todo al día y trabajen muy bien segundo. Lucía aprovechará este verano para sacarse la parte teórica del carné de conducir y sobre todo para disfrutar, por su parte Rosana decidió dejar de estudiar este verano y aplazará el sacarse el carné para otro momento.