[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Bienestar Social abre el plazo para las ayudas contra la pobreza energética

“Son 30.000 euros para evitar que ningún vecino o vecina pase frío en Llanera”, destaca la concejala de IU, Consuelo Álvarez

Publicado el 25/07/2016

El Ayuntamiento de Llanera, a través  de la concejalía de Bienestar Social, abre el próximo lunes 25, el plazo para solicitar las ayudas para atajar la pobreza energética. Se destinarán 30.000 euros y el plazo permanecerá abierto hasta el 30 de septiembre o fin de la partida presupuestaria.

El Ayuntamiento suscribió con el Principado, el pasado 7 de julio,  un convenio de prestaciones básicas de Servicios Sociales para 2016 autorizando a favor del Consistorio este tipo de ayudas por la citada cantidad.

“Será una ayuda muy importante porque podremos intervenir en situaciones de primera necesidad que padecen los vecinos y vecinas de Llanera”, destacó la concejala de Bienestar Social, Igualdad y Cooperación, Consuelo Álvarez (IU) quien añadió que “no debemos permitir que nadie pase frío o no tenga acceso a la electricidad para la vida cotidiana”

Los destinatarios de las ayudas serán personas o familias en situación de vulnerabilidad que precisen ayuda para los suministros mínimos en la vivienda.

Podrán solicitar estas ayudas aquellas personas que sean titulares de un contrato de suministro energético (electricidad, gas, gasóleo) en vigor a la fecha de la solicitud y que cumplan los requisitos fijados en la convocatoria. También podrán optar a las mismas, las personas arrendatarias, que no siendo titulares del citado contrato están obligadas al pago de dichos gastos según el contrato de arrendamiento en vigor a fecha de presentación de la solicitud.

Las personas solicitantes de esta ayuda económica deben ser mayores de 18 años o menores emancipados y estar empadronadas y residir en Llanera con una antigüedad mínima de un año inmediatamente anterior a la fecha de la solicitud. Excepcionalmente, ante situaciones que comprometan gravemente la subsistencia de estas personas y en su caso, de su unidad familiar, de forma debidamente motivada, podrá eximirse la antigüedad de empadronamiento.

Los ingresos mensuales de todos los miembros de la unidad familiar de cualquier naturaleza sea inferior a las cantidades fijadas en una tabla que está a disposición de los Servicios Sociales de Llanera y que, por ejemplo, para dos miembros en una unidad familiar se sitúan en 931,89 euros.

Existen varios criterios de priorización en función del número de miembros de la unidad familiar y del máximo de ingresos mensuales. Además, se tendrán en cuenta otros criterios sociales, como familias monoparentales, numerosas, víctimas de la violencia machista, familias en la que alguno de sus miembros sean mayores de 60 años o menores que padezcan enfermedad grave respiratoria, reumatológica o cardiovascular que puedan empeorar con el frío.

También pueden acceder a las ayudas contra la pobreza energética y siempre de forma excepcional aquellos solicitantes que se encuentren en una situación de urgencia social, entendiendo como tal aquellas situaciones excepcionales o extraordinarias y puntuales que requieran de actuación inmediata, como una enfermedad grave sobrevenida.

El gasto subvencionable serán las facturas de electricidad (IVA incluido) cuyo periodo de lectura se encuentre incluido dentro del primer semestre de 2016, así como las factoras justificativas de otro tipo de suministro (gasóleo, butano, carbón o leña, anual). Dicho gasto está estimado y se realizará un promedio teniendo en cuenta los picos de consumo más alto que abarque tres meses. La ayuda recibida por consumo no excederá de los 500 euros y en ningún caso se dará una ayuda que sea superior al consumo efectuado.

Está previsto realizar campañas y talleres de gestión y ahorro doméstico. Además, se difundirán guías para promover la reducción y ahorro energético de las personas consumidoras más vulnerables.