[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Andrés y Caminero vendió 400 kilos de alubia canela ecológica en Fapea

Publicado el 30/09/2016
El tapin Andrés y Caminero vendió 400 kilos de alubia canela ecológica en Fapea

El matrimonio formado por Andrés y Caminero son los dos productores llegados desde Palencia y comercializaron en la Feria Ecológica sus legumbres, pero el marido produce cereales y forrajes en sus fincas de secano y la mujer en las suyas de vega las legumbres, ambos se complementan.

Comenzaron a acudir hace 11 o 12 años a Fapea, consideran que ha crecido mucho en estos 15 años y se ha pasado de una carpa en la que sobraba sitio a tres repletas de productores. “Es un buen escaparate y un referente estupendo para la gente. Las administraciones y los trabajadores municipales ponen lo mejor de sí en la organización y para nosotros es excelente venir”, destacaron. Los productores cuentan con una clientela fiel en la feria que acude todos los años a recoger su paquete de 4 kilos de legumbres para comer todo el año la familia, “traigo los kilos preparados desde mi casa para estos clientes. Además hay mucha gente de otras provincias que asisten a comprar porque existe una gran variedad de productos ecológicos que no encuentran con facilidad”, afirmaron.

El matrimonio explicó que la diferencia fundamental de su legumbre con la convencional es en los sabores, “las cosas saben a lo que son y no sólo eso, sino que huelen a lo que son. No tener ningún producto químico a la larga lo agradece el organismo y el medio ambiente, además no existe ningún tipo de flatulencia como en la convencional”, afirmó.

En cuanto al precio aseguran que los clientes ya no se quejan de que sea algo más caro el producto, porque les compensan las ventajas que les aportan. “Hemos tenido que ir guardando la alubia de canela para la gente de Asturias que nos la pide y se nos ha acabado aquí. De la cosecha teníamos 400 kilos guardados, estoy muy encantada y agradecida con todo el mundo”, destacó la mujer.