[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Las asociaciones y los partidos animan a los vecinos a denunciar cualquier tipo de acto delictivo

Publicado el 11/10/2016

La siguiente cuestión versó sobre los problemas que algunos vecinos han manifestado a El Tapín a la hora de ir a poner una denuncia, porque los agentes les recomiendan que no lo hagan en algunos casos, se les preguntó a los participantes si consideran que esta actitud es la adecuada o les animan a denunciar. Rosa explicó que posee un fin de semana en un monte en Corvera y se lo desvalijan cada seis meses, “denuncié dos y tres veces y a la cuarta no me apetecía y el guardia me aconsejó que lo hiciera para que se registrara en la estadística, porque si la gente no denuncia nadie lo sabe, baja la estadística de los robos y la delincuencia y se supone que no los hay, si no los hay no se necesita aumentar la plantilla”, apuntó. Miguel comentó que conoce casos en los que los vecinos optaron por no denunciar porque lo consideran un tema tabú, “a lo largo de estos meses de atrás los vecinos pretenden poner solución al problema y comenzaron a denunciar, esto se está haciendo visible”, destacó.

Cicero comentó que es verdad que a los vecinos les cuesta poner una denuncia, porque creen que pueden tener represarías, pero considera que hay que animarles a denunciar para que tomen las medidas oportunas los cuerpos de seguridad.

Rodríguez aseguró que el hecho de que se ponga una denuncia ayuda a los agentes a tener una actitud más activa para eliminar conductas inadecuadas que rompen con la convivencia, “llevaremos a la Junta de Seguridad Ciudadana los problemas que presenten las asociaciones, como la de Cafamilu, independientemente de que la Federación de Asociaciones tenga reuniones con las fuerzas de seguridad. Muchas veces parece que hay denuncias porque las pide el seguro y hay que hacerlas por eso y por lo que explicó Rosa. Estamos empeñados en que las personas que coordinéis eventos contéis con un plan de emergencia para que lo conozcan las fuerzas de seguridad”, apuntó.

Silverio comentó que la línea de trabajo tiene que ir en la que todos comparten como es la colaboración de la ciudadanía, las fuerzas de seguridad, la educación y la convivencia entre los vecinos. “La situación ideal es que el vecino afectado denuncie, pero la realidad es muy distinta. Por ejemplo si el hecho sucede en un comercio o establecimiento pasa lo que dijo Alfredo que es denunciar para que les cubra el seguro. La realidad de un vecino muchas veces es que sabe quién es el delincuente, convive con él y viven con miedo. Las fuerzas de seguridad actúan con denuncia y sin denuncia, hablando con el sargento y  el capitán de Avilés y actúan de manera eficaz, lo único que tiene que existir es comunicación. Es muy difícil que todos tengamos un policía detrás en cada momento, la denuncia es el escenario ideal para las estadísticas y las identificaciones que pueden llevar meses o años, pero entiendo que los vecinos tengan miedo”, apuntó.

Álvarez aseguró que el particular tiene que denunciar y recordó que las fuerzas de seguridad pueden denunciar de oficio, pero comentó que no se cuenta con una estadística de este último tipo de denuncias. “El concepto de seguridad es el de estar libres de amenazas y está recogido en la Constitución y las leyes. La convivencia no es sólo coexistir es también relación, que resuelve muchos problemas de convivencia y se debería considerar porque afecta al conjunto de los vecinos de Llanera. Hay unas parroquias con más conflictos que otra y eso no es suerte se debe a diferentes factores como la educación y la vivencia familiar entre otros”, destacó.

Ángel afirmó que mucha gente está anclada en el pasado y piensa que la denuncia no sirve para nada, porque en la mayoría de los casos haya represarías, comentó que esto ha calado entre los vecinos. “Hay que explicar a la gente que hay seguridad después de la denuncia, pero hay que acabar con esa creencia, yo tuve un problema hace muchos años  y un guardia civil me dijo que no denunciará porque iban a volver los ladrones mañana, pero no creo que el no denunciar sea la solución. Pienso que estas reuniones sirven para que la gente se dé cuenta que las fuerzas de seguridad están cambiando y protegen a los vecinos. Los vecinos tienen que darse cuenta de que si no hay denuncia no hay soluciones”, explicó.

García apuntó que la situación ideal es denunciar, pero hay que distinguir dos tipos de delitos, “una cosa es que te entren en una finca y hagas una denuncia sin saber quién es el ladrón o cuando el delito es social y tú como ciudadano sabes quién hizo la denuncia y la gente tiene miedo. En este último caso pienso que existen más garantías que antes, pero sigues estando sólo ante el peligro si te encuentras con él, por eso pienso que los vecinos necesitan tener más garantías o un vehículo para hacer las denuncias, como a través de las asociaciones de vecinos y que este colectivo la traslade a las fuerzas de seguridad”, afirmó.