[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Raquel de la Peña presentó su libro “Una vida truncada”

Publicado el 27/10/2016
El tapin Raquel de la Peña presentó su libro “Una vida truncada”

La llanerense Raquel Fernández presentó su libro “Una vida truncada”, aunque usa el seudónimo de “Raquel de la Peña”, porque es De la Peña de Villardeveyo y la historia está localizada en esa zona de la parroquia, además cuando era pequeña iba a la escuela de La Miranda y había otra Raquel y la pasaron a denominar con ese nombre.

Este es el primer libro que ha escrito y ella misma lo ha publicado. “Esta es la historia real, aunque un poco novelada y los protagonistas son miembros de mi familia, ya que cuento la historia de mi tío abuelo Amador Díaz que fue perseguido por sus ideales de izquierdas y pasó 14 años escondido”, comentó.

La familia del abuelo materno de Raquel fue la encargada de esconderle en un desnivel del terreno y en un bardial profuso donde vivió durante siete años en Villardeveyo, en la parte alta del monte del Cumen. “Yo crecí fascinada  con la historia y quería plasmarla en un texto para que mi familia pudiera recordarla, para sacarla a la luz y que se conociera una de las historias vividas en Llanera”, apuntó. El abuelo de Raquel les contó desde pequeños como Amador había viajado de joven a Cuba, Buenos Aires, San Francisco, además le encantaba la música  sabía tocar la gaita sin que nadie le hubiera enseñado y escribió mientras estaba escondido un libro con poesías que están publicadas en el ejemplar, “conforme mi hermano y yo fuimos creciendo, cuando ya se podía hablar de estos temas tras la Dictadura Franquista, fui entendiendo porque estaba perseguido y todo lo que supuso para él como persona, ya que era padre de cuatro hijos a los que prácticamente no vio crecer. Entendí la trama que urdieron entre la familia de mi abuelo materno sostenida por mujeres para poder mantenerlo vivo y llevarle el avituallamiento”, explicó.

Raquel sabe la historia desde siempre, pero les fue pidiendo a su madre, Oliva, y su tía, Celerina, que le relataran de manera más concreta los hechos para escribirlos, “Amador era una persona que si hubiera tenido las posibilidades de ahora hubiera podido ser cualquier cosa, era aventurero y tenía inteligencia innata, ya que no tenía estudios, pero por su actividad sindical se vio abocado a esconderse”, afirmó.

 Amador pasó 7 años escondido en el desnivel De La Peña, otro año lo vivió en la tenada y el hórreo de casa de su abuelo, porque estaba enfermo, y después los hijos lo trasladaron a su casa en el Gallinal, que es un barrio de Serín, que estaba a seis kilómetros a pie cruzando el monte donde está actualmente está  la cárcel.

 La foto de la portada del libro está sacada de una postal que Amador envió a uno de sus hermanos desde Buenos Aires en 1910. El protagonista falleció en 1956 libre, porque se presentó en Gijón y tuvieron que pagar una cantidad muy importante de dinero para conseguir la libertad, aunque él estaba muy deteriorado.

“Mi tía Celerina leyó el libro cuatro o cinco veces cuando se lo llevé, me corrigió alguna cosa y las cambié, después se lo llevé a mi madre y al resto de la familia”, reconoció.  Raquel quiere con este libro dejar clara la memoria histórica de Llanera, para que todos sus vecinos la conozcan. Escribir el ejemplar le llevó dos meses, aunque antes estuvo recogiendo los datos de su familia. El libro cuenta con 50 páginas donde además de la historia está llenó de fotos familiares y los poemas de Amador. El coste es de 10 euros, los hijos de Amador fallecieron, pero a la presentación acudieron algunos nietos y sus sobrinas Oliva y Celerina.