La Piedriquina presentó el segundo libro de fotografías de José María González Villanueva

En el evento participaron la autora del ejemplar y cronista de Las Regueras, Rosa Rodríguez, El Historiador y Crítico de Arte, Francisco Crabiffosse, el escritor Chema Martínez y la hija del fotógrafo Yolanda González

Publicado el 30/10/2016
El tapin La Piedriquina presentó el segundo libro de fotografías de José María González Villanueva

La Asociación Cultural La Piedriquina de Las Regueras presentó, en el espacio escénico de La Habana en Posada de Llanera, su segundo libro de fotografías de José María González Villanueva, donde se recogen las instantáneas realizadas por el profesional en los años 60. Asistieron unas 90 personas a la presentación.

En el evento participaron la autora del ejemplar y cronista de Las Regueras, Rosa Rodríguez, El Historiador y Crítico de Arte, Francisco Crabiffosse, el escritor Chema Martínez y la hija del fotógrafo Yolanda González. Rodríguez dividió el libro en diferentes partes como el cambio de vestimenta entre las personas que aparecen en las imágenes del anterior ejemplar y del que se público ahora, “aparecen las primeras cazadoras, abrigos, playeros y las mujeres comienzan a llevar pantalones”, destacó la cronista. Otros de los temas por los que están divididas las imágenes son: los vehículos de locomoción, los ritos de paso y las romerías.

Crabiffosse quiso dar las gracias a la familia de José María el de Gallegos por ceder las imágenes a Rosa para su digitalización, “esto permitirá que se conserven, ya que están excelentemente digitalizadas por Rosa. En muchas ocasiones se han conservado mejor las imágenes del siglo XIX que las más recientes, porque las familias las han desechado por considerar que son muy recientes, pero forman parte de la historia y tienen un gran valor documental y testimonial”, destacó.

 Yolanda dio las gracias a Rosa y La Piedriquina por apostar por las imágenes de su padre, que fue el fotógrafo de Las Regueras y de Llanera, “esta es mi herencia, por nada en el mundo quiero perder estos negativos. Doy las gracias a Rosa y a todas las personas que aparecen en las imágenes, porque sin ellos no sería posible. Mi padre me habla a través de las imágenes y estoy muy orgullosa, ya que yo he crecido entre las cámaras y los negativos”, comentó.

Chema fue el encargado de presentar a los asistentes al fotógrafo que nació en 1918 en Gallegos (Las Regueras), era un fotógrafo ambulante y en 1965 se casó con María Rosa García de Casa Verdera, donde se fue a vivir el matrimonio y nació su única hija Yolanda. Desarrolló su actividad profesional entre los dos concejos y falleció en un accidente de tráfico en 1968. Su andadura profesional en el mundo de la fotografía comenzó en 1953 y retrato todo tipo de acontecimientos y celebraciones de los pueblos de los dos municipios, su trabajo tiene un gran valor etnográfico, documental y testimonial.