[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El pleno aprueba por unanimidad la toponimia en asturiano en el concejo de Llanera

Publicado el 04/11/2016
El tapin El pleno aprueba por unanimidad la toponimia en asturiano en el concejo de Llanera

En el pleno ordinario del mes de noviembre se aprobó por unanimidad de todos los grupos municipales la toponimia en asturiano en el concejo. El portavoz del PSOE, Alfredo Rodríguez, explicó que este era un expediente con cierta antigüedad y se pretende conseguir la convivencia con los topónimos ya establecidos en castellano, de tal forma que se asegura la pervivencia de ambas denominaciones sin que una predomine sobre la otra.

“En la propuesta discutida en la comisión, se optó por aprobar los topónimos propuestos por la Xunta Asesora de Toponimia del Principado de Asturias, a excepción de dos de ellos como son Llugo y el Campo Llugo, por considerar que ninguno de los dos cuenta con ningún respaldo ni en la tradición de los hablantes locales, ni literaria, ni documental, y así se lo hemos transmitido a la Xunta Asesora”, explicó Rodríguez.

Los nuevos topónimos se colocarán junto a los actuales cuando llegue el momento de proceder al cambio de señalización, cuando así lo aconseje el estado de conservación de esas señalizaciones, se incluirán ambos topónimos de tal forma que paulatinamente se vaya haciendo visible esa convivencia. El expediente estará durante un mes abierto a información pública, de tal forma que todas aquellas personas que lo deseen podrán consultar el listado de topónimos y, eventualmente, presentar las alegaciones que estimen oportunas.

La única intervención al respecto fue la del portavoz de Ciudadanos, Alfonso Cícero, que pidió el compromiso del equipo de gobierno para colocar la doble señalización con los dos topónimos cuando se requiera la sustitución de las señales debido a su mala conservación, “instalar una señal cuesta unos 84,5 euros más IVA, por eso pedimos que se coloquen cuando sea necesario, además animo a los vecinos a presentar las alegaciones que consideren oportunas al respecto”, concluyó.