[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Asociación de Vecinos de Pruvia muy descontenta con los topónimos

El Tapín ha preguntado su valoración a las asociaciones vecinales de Llanera a excepción de Ables que no pudimos contactar

Publicado el 08/11/2016
El tapin La Asociación de Vecinos de Pruvia muy descontenta con los topónimosVista aérea de Pruvia

El presidente de la Asociación de Vecinos de Pruvia, Manuel Valcárcel, aseguró que los vecinos están muy descontentos con la aprobación de la toponimia este mes en el pleno del Ayuntamiento de Llanera, “es lamentable que nadie de la concejalía de Participación Ciudadana, ni la de Cultura, ni mucho menos de la Xunta Asesora de Toponimia del Principado de Asturias se pusiera en contacto con la asociación ni con los vecinos de mayor edad del concejo para realizar esta labor de recogida de los topónimos, en la que hubiéramos participado, porque lo que queremos es que se haga bien y nos da igual el tiempo que se tarde. Este tema afecta a muchas sensibilidades en la parroquia, visitaron la localidad hace un mes y nadie nos informó de que estaban realizando esta labor” apuntó. Valcárcel comentó que antes de aprobar los topónimos se debería de limitar mejor la parroquia, para que no hubiera problemas.

Valcárcel comentó que presentarán alegaciones, ya que consideran que faltan una treintena de topónimos confirmados por el colectivo, “se han recogido nombres menores, de zonas pequeñas e incluso de casas y faltan muchos”, criticó. Entre los topónimos que falta se encuentran: La Marguera, El Cabornio, La Pica, El Cantu de los Carneros, que es la zona donde se asienta Soto de Llanera. “El nombre original de la zona de Soto es El Cantu de los Carneros porque el otro tiene menos de 40 años y en un inicio se comenzó llamando Peña Corada y si deciden cambiar de nombre ¿se volverá a cambiar el topónimo?. Además no se recogieron los nombres de otras urbanizaciones de la parroquia”, comentó.

El presidente se pregunta si esta toponimia va afectar a nivel jurídico o simplemente se va a colocar la señal que corresponda, “hay mucho descontento entre los vecinos como los de Santolaya, a los cuales han dividido en Santaolaya de Arriba y de Abajo. ¿Esto servirá a nivel estadístico y separará aún más la parroquia suponiendo su división en diferentes núcleos?. Las personas mayores consideran que muchos de los topónimos que aparecen se han inventado”, se cuestionó.

Por otro lado, el presidente de Cafamilu, Ángel Fernández-Peña, aseguró que en Lugo de Llanera no hay ningún problema con la toponimia aprobada este mes y está de acuerdo con los descartados como son: Llugo y el Campo Llugo. La presidenta de la Asociación de Vecinos de San Miguel de Villardeveyo, Rosa Muñiz, comentó que en su parroquia no ha habido muchas modificaciones en los nombres, y les parece una buena labor la de recordar cómo se llamaban y escribían el nombre de los barrios en la antigüedad. “Se ha cambiado alguna b por v pero no ha habido cambios sustanciales”, explicó.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Cayés, Luis Álvarez, aseguró que la toponimia aprobada refleja más o menos la existente en la localidad, “me parece acertado lo que se está haciendo y recuperar topónimos que se han perdido en la parroquia por su falta de uso. Pienso que el primer lugar donde se debería de poner la doble señalización es en Cadage, porque la señal que hay ahora está pintada y deteriorada”, comentó.

Aunque la idea del presidente es alegar para que se contemplen dos zonas que no parecen en la toponimia que son La Ería de Solavilla, que aparece en el 99% de las escrituras de las casas del Campón, para que se incluya como un barrio más de Coruño separado del Campón, y La Ería de Forniella en la parte de la AS-17 y el Parque Tecnológico.