El Principado modifica la Ley de Consumo para asegurar la presencia de al menos un trabajador en las gasolineras en horario diurno

El cambio pretende mejorar la atención que se presta a los usuarios con movilidad reducida y evitar los riesgos del autoservicio

Publicado el 27/11/2016

 El Gobierno de Asturias ha aprobado la modificación de la ley autonómica 11/2002, de los Consumidores y Usuarios, para exigir la presencia de una persona responsable en las instalaciones de venta al público de gasolinas y gasóleos de automoción, de seis de la mañana a diez de la noche. Esta obligación no afectaría a las instalaciones con un régimen especial de distribución, como las cooperativas que no prestan servicios a terceros.

 Esta persona responsable de las instalaciones se encargará, entre otras funciones, de atender a los usuarios con movilidad reducida cuya situación les impida el suministro en régimen de autoservicio.

 El cambio en la norma tiene en cuenta, además, que pueden existir otros problemas derivados del autoservicio en las gasolineras, por ejemplo, el derrame de combustibles, el uso inadecuado de las instalaciones, la imposibilidad de reclamar por errores a la hora de repostar o cobrar servicios y la dificultad para obtener una factura.

 Con esta medida, Asturias se une a varias comunidades que ya han aprobado normas de este tipo, dado que las instalaciones desatendidas suscitan preocupación entre las organizaciones sindicales y empresariales, así como entre las asociaciones de consumidores y de personas con discapacidad.

 El cambio legislativo entrará en vigor dos meses después de su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias.