[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Isolina Sánchez denuncia que la aparejadora municipal concedió una licencia de construcción para una actividad prohibida en el concejo según la Cuota

Publicado el 31/12/2016
El tapin Isolina Sánchez denuncia que la aparejadora municipal concedió una licencia de construcción para una actividad prohibida en el concejo según la Cuota

La vecina de Baúro, Isolina Sánchez, se manifiesta todas las mañanas desde el día 29 de diciembre delante de la oficina de urbanismo del Ayuntamiento de Llanera, la razón es que un vecino de la parcela colindante, con el que ya tuvo juicios por la colocación de varios muros que consideraba ilegales, ha decidido construir una cuadra para caballos que supera los metros de la licencia concedida en su día por el Consistorio.

Isolina explicó que su vecino solicitó en el año 2011 una licencia para la construcción de la cuadra, cuando estaba el anterior aparejador municipal, que fue rechazada, “cuando entró la nueva aparejadora en el año 2013 le concedió la licencia. En ella se solicita la construcción de dos boxes abiertos y uno cerrado y de 36 metros cuadrados, pero construyó más de 100 metros cuadrados y 7 boxes, fue en ese momento cuando decidí denunciar ante el Ayuntamiento, el Seprona y la Cuota, pero no pasó nada hasta que llegó Gerardo y le pidió a la aparejadora que elaborará un informe sobre lo que había y en su escrito pone que aunque las instalaciones son de mayor dimensión los boxes siguen siendo tres”, comentó.

Tras este informe Isolina hace alegaciones a la Cuota y dice que son más metros de los que la técnico asegura y más boxes. La contestación de la Cuota le llegó a la vecina en noviembre y en su informe asegura que “las instalaciones están sobredimensionadas, que los alojamientos para boxes son 7 y que tiene el señor censados siete. La aparejadora dice en su informe que es una actividad ganadera vinculada con la explotación del suelo, mientras que la Cuota asegura que es una actividad intensiva prohibida en el concejo”, apuntó.

Isolina también denuncio que el acceso a la finca del vecino cuenta con una rampa que invade la cuneta, pero la Cuota va más allá porque asegura que no sólo invade la cuneta, sino también la vía pública. “El primer día salió una persona de la oficina técnica, que después me dijeron que podía ser el concejal de Urbanismo, y me dijo que me iba a ganar una denuncia por acusar a la aparejadora de mentir, pero yo no la acuso de mentir en todo sólo en el expediente que compete a este caso, donde además tengo pruebas que lo abalan”, destacó.

Sánchez comentó que estos hechos están denunciados en Seprona y la fiscalía, que a su vez el Seprona actuó de oficio presentándolo también en la fiscalía, lo que pide es que se elimine la cuadra al ser una actividad prohibida en el concejo como asegura la Cuota. “El Ayuntamiento sigue dándole cancha a este vecino, que acumula toda la porquería de las cuadras al lado de mi finca y este verano se dedicó a quemarlo, fue el Seprona hasta allí y está denunciado. Además, está instalación genera malo olores e insalubridad que tenemos que aguantar mi familia y yo cuando es una actividad prohibida”, denunció.