[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Argüelles culpa al Tripartito de los robos y actos vandálicos que ocurren en Posada y Lugo por no colocar las cámaras de vigilancia

“Han pasado ya dos años y tres presupuestos y en ninguno de ellos contemplan la colocación de las cámaras”

Publicado el 17/01/2017
El tapin Argüelles culpa al Tripartito de los robos y actos vandálicos que ocurren en Posada y Lugo por no colocar las cámaras de vigilancia

El portavoz del Partido Popular, Silverio Argüelles, aseguró que su partido está preocupado porque ve con resignación como en otros ayuntamientos las decisiones que se han tomado para mejorar la seguridad ciudadana es colocar cámaras de videovigilancia como se ha hecho en Lugones, en Carreño y se está haciendo en Llanes, “vemos con sorpresa como este gobierno mira para otro lado y no toma la decisión que todas las fuerzas de seguridad del Estado recomiendan, por dos motivos por un lado de manera preventiva y disuasoria para que los ladrones realicen menos robos y actos vandálicos, y por otro para resolver esos casos. Porque con las cámaras aportamos una herramienta fantástica a las fuerzas de seguridad para resolverlos”, aseguró.

Argüelles recordó que los populares en el último tramo de la pasada legislatura  anunciaron que se colocarían cámaras en Posada y Lugo, en esta última localidad se inició el expediente y se adjudicó el contrato en el que se invirtieron 10.000 euros, “el Ayuntamiento invirtió ese dinero y ahora vemos aquí los “palos selfies” en la Plaza San Isidro, uno en cada parque y en Salamarca, por un asunto ideológico no se ejecutó. La disculpa que pusieron es que las cámaras no tenían la suficiente resolución para identificar una matrícula cuando un coche va a alta velocidad, no sé si este gobierno tiene la intención algún día de colocar las cámaras para multar, pero yo creo que un vehículo que pasa a 90 kilómetros por hora no le da tiempo a cometer un robo, otra cosa es el delito contra la seguridad vial. El objetivo del PP no era multar, ni identificar las matrículas de los coches que entran en el municipio. Lo que los vecinos tienen que tener muy claro es que cuando el PP vuelva al gobierno, una de las primeras decisiones será instalar las cámaras en Posada y Lugo de Llanera”, explicó.

El edil aseguró que los ejemplos en los que disminuyó considerablemente el número de robos y actos vandálicos fue cuando se colocaron cámaras en el polígono de Silvota con la colaboración de la asociación de empresarios y en Soto de Llanera en Pruvia con la colaboración del Consejo Rector. “En estas dos zonas con la colocación de las cámaras desaparecieron gran parte de estos delitos bajando la tasa de criminalidad. La resolución de estas cámaras es inferior a las que el PP quería colocar en Lugo. Todos los incidentes que se produzcan en Lugo y Posada son responsabilidad es de este gobierno, por no poner los medios que tiene a su alcance para evitarlos. El tener medios humanos en mayor porcentaje del actual no evitaría estos casos, esto quedó patente en el coloquio organizado por el Tapín sobre seguridad ciudadana, donde se comparó el concejo con el de Corvera y el número de efectivos con los que cuentan allí, pero la tasa de criminalidad es allí superior a la de Llanera. Lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es poner a disposición y en marcha todas aquellas iniciativas que intenten evitar las situaciones vividas en los últimos años. Nosotros queremos más Guardia Civil y Policía Local, pero la situación es la que es. Han pasado ya dos años y tres presupuestos y en ninguno de ellos contemplan la colocación de las cámaras, si hay dinero para determinadas cosas pero lo que necesita el comercio y la hostelería del concejo es seguridad y las cámaras de forma preventiva y para la resolución de los casos es una de las mejores medidas que se pueden tomar”, destacó.

En cuanto a la zona rural aseguró que el tema es complicado y lo que recomienda a los vecinos es que tomen medidas preventivas, cuando vean algo raro deben llamar a la Policía Local y la Guardia Civil, también les aconsejó que realicen fotos de matrículas o de personas que les parezcan sospechosas pero con precaución.