Los ultraligeros ya pueden volver a operar desde las instalaciones de La Morgal

La Agencia Estatal de Seguridad en el Aire (AESA) ha dado el visto bueno a la solicitud de la Dirección General de Deporte para que se suspendiese la limitación de vuelos en el aeródromo

Publicado el 27/01/2017
El tapin Los ultraligeros ya pueden volver a operar desde las instalaciones de La Morgal

Los ultraligeros ya pueden volver a operar desde las instalaciones de La Morgal, después de que la Agencia Estatal de Seguridad en el Aire (AESA) haya contestado de forma afirmativa a la solicitud planteada por el Gobierno de Asturias con el fin de revocar las limitaciones que provocaron los cambios en los parámetros del espacio aéreo.

AESA, a través de Enaire, el organismo que ordena el espacio y la provisión de servicios aéreos, comunicó a mediados del pasado año que se había producido una variación en el sistema de coordenadas del espacio aéreo que afectaba a la instalación asturiana. El organismo concretaba que en esa última regulación las coordenadas de La Morgal se situaban en el espacio reservado para la aproximación de vuelos experimentales a un aeropuerto, en este caso al de Asturias, y que, por lo tanto, se restringía el tráfico de ultraligeros en la zona.

La Viceconsejería de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Deporte, mantuvo desde entonces una serie de reuniones para solucionar el problema y normalizar las actividades en el complejo de Llanera.

Así, según recuerda el director general de Deporte, José Ramón Tuero, se tramitó la solicitud para la suspensión de las limitaciones operativas a ultraligeros, y se adjuntó una carta operacional entre el aeródromo y la torre de control del aeropuerto de Asturias como garante de seguridad y buen funcionamiento.

AESA ha dado ahora el visto bueno a esta solicitud recordando que la suspensión de las limitaciones está condicionada al mantenimiento de la carta operacional entre ambas instalaciones y haciendo hincapié en que “se debe asegurar que en ningún momento las aeronaves de estructura ligera sobrevolarán los polígonos industriales ubicados al sur del aeródromo, así como la urbanización La Fresneda o cualquier otra zona urbana”.

La resolución subraya también que los pilotos de ultraligero que quieran operar en el aeródromo deberán de contar con la habilitación de radiofonista.