María Consuelo Álvarez presenta en Posada su primer libro “Sueños de una vida”

Publicado el 06/04/2015
El tapin María Consuelo Álvarez presenta en Posada su primer libro “Sueños de una vida”

María Consuelo Álvarez nació y se crió en Posada de Llanera hasta los 23 años, que se casó y por motivos laborales tuvieron que viajar por toda España. “He conocido muchos lugares, pero como Llanera ninguno, la tengo en mi recuerdo y en mi corazón. Aquí vive parte de mi familia y solemos venir con nuestro hijo en invierno”, aseguró.

En esta ocasión no fueron las vacaciones las que le hicieron venir a Posada, sino la presentación de su primer libro de poemas “Sueños de una vida”, publicado por la editorial Pragma. El ejemplar lo forman un conjunto de poemas escritos por un lado en castellano y por el otro en asturiano, tal y como se refleja en su portada, en la que aparece el Santuario de Covadonga y detrás el de Montserrat. “Para el libro he rescatado todos los versos que escribí en mi juventud, niñez, en el cumpleaños de mi nieto incluso el poema que mi hijo me pidió que le escribiera para una novia cuando tenía 16 años”, aseguró. La poeta reconoció que incluso aparece el epitafio que quiere para su muerte.

“Estoy muy contenta e ilusionada por poder presentar mi libro y traerlo hasta aquí”, María Consuelo recuerda siempre su niñez y juventud en Posada, de cómo jugaban dejando la madreña en el río como si fuera un barco y la del que ganaba era el jefe de su cuadrilla ese día, también se acuerda de cuando llevaba a una niña de carabina para ver a su novio y un día le regaló dos diademas una para ella y otra para la niña. “Nosotros fuimos la primera pareja que casó Don Liborio”, comentó. El hecho que más le llevó a escribir fue la separación de su hijo cuando vivían en Huelva, ya que le tuvo que dejar en un colegio interno para que estudiara. Otro punto clave fue la visita con su hijo que era un bebé para que conociera a su abuelo paterno que estaba interno en el sanatorio del Naranco.

La presentación tuvo lugar en la Casa de Cultura de Posada y acudieron la concejala de Cultural, Belén Rodríguez y el escritor y amigo Abel González, que fue el encargado de presentarla y recordar junto a todos los asistentes como vivieron la niñez y la juventud. Para acudir a Llanera se imprimieron 50 ejemplares, esto unido a la anterior tirada que fue de 35 y se repartió entre los centros sociales y de la mujer con los que colabora la escritora en Reus (Tarragona) localidad en la que reside en la actualidad. “Ahora veo Posada como una pequeña ciudad, pero yo sigo recordándola como un pueblo en el que con una voz decías dónde estabas como en Casa Quimaran”, apuntó.

María Consuelo confesó que le encanta leer a los clásicos como Clarín, que le gusta rodearse de gente joven de la que aprende muchas cosas y que tan mal lo está pasando en estos años con la falta de empleo. Tras la presentación pudo volver a reunirse con amigas de la infancia a las que hacía más de 50 años que no veía. Además ganó varios premios de literatura, uno de ellos fue el del Ayuntamiento de Reus.

En este momento de su vida, lo que le gusta y le atrae es el poder escribir ya sea prosa o verso. Por esta razón, está escribiendo su segundo libro que es una autobiografía de todas sus vivencias desde la niñez hasta la actualidad. “Me encanta escribir y para mí es un placer hacerlo, porque desde siempre me ha gustado. Lo que voy a hacer es poner nombres ficticios, incluso el mío lo será, ya que no quiero que nadie se sienta herido ni le parezca mal, pero explicaré porque lo voy a hacer”, relató.

La autora aseguró que eso le llevará algún tiempo todavía, pero quería ser ella personalmente la que presentara su primer libro en su Posada natal, ya que recuerda que ella vivía en una zona llama la Colonia próxima al cuartel de la Guardia Civil.

Pinche en imagen para ver más fotos.