El equipo de gobierno decide la expulsión del concejal de Somos, Javier García, por la falta de implicación en las labores de gobierno.

Como concejal del equipo de gobierno, únicamente ha conseguido enfrentarse con la totalidad del sector ganadero del concejo

Publicado el 17/02/2017
El tapin     El equipo de gobierno decide la expulsión del concejal de Somos, Javier García, por la falta de implicación en las labores de gobierno.

En el día de ayer votó en contra del proyecto de presupuestos defendido por el tripartito.

En una reunión mantenida esta misma mañana por los tres grupos municipales que forman el equipo de gobierno (PSOE, IU y Somos Llanera), se tomó la decisión de desposeer al concejal Javier García de las competencias de Medio Rural, que todavía ostentaba después de que hace unos meses ya le fueran retiradas las relacionadas con Agroganadería.

 Eso supone la expulsión del concejal de un equipo de gobierno en el que nunca se había llegado a integrar, toda vez que su implicación en la tareas diarias, a lo largo de lo que se lleva de mandato, ha sido muy pobre llegando incluso a no asistir a algunas de las comisiones o a llegar a ellas sin haber estudiado los temas objeto de votación.

 La ruptura definitiva se produjo en el día de ayer, en el transcurso del debate plenario que incluía la municipalización del servicio de jardinería y la aprobación de los presupuestos para el 2017. En ambos casos decidió votar de forma conjunta con el Partido Popular, sin explicar en ninguno de los asuntos las razones por las cuales votaba en contra, teniendo en cuenta que siempre había hecho bandera de la municipalización de servicios, y de igual forma en el caso de las cuentas municipales, a las cuales no ha hecho nunca ningún tipo de aportación.

 Ya en la comisión de Hacienda fue el único concejal en votar en contra de ese proyecto, también sin dar ninguna explicación, y sólo a través de la prensa comunicó su intención de abandonar su responsabilidad como concejal de Medio Rural, intención que no ha llegado a materializar siguiendo la costumbre de exponer con palabras hechos que nunca se llegan a concretar.

A lo largo de su tiempo como concejal del equipo de gobierno, únicamente ha conseguido enfrentarse con la totalidad del sector ganadero del concejo, sin llegar a concretar nunca ninguna de las iniciativas que con tanto ímpetu defendía en público, poniendo en riesgo la continuidad de citas tan consolidadas en el concejo como el concurso de ganado o la feria ecológica.

 Ahora se empiezan a dar los pasos pertinentes para concretar su efectiva expulsión del equipo de gobierno, con la retirada de las últimas competencias que tenía delegadas por parte del alcalde.