[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Llanera instala desfibriladores externos en diferentes edificios municipales

El objetivo el que todos los edificios municipales sean “Espacios Cardioprotegidos”

Publicado el 21/02/2017
El tapin Llanera instala desfibriladores externos en diferentes edificios municipales Alberto Fernández.

El Ayuntamiento de Llanera, a través de la concejalía de seguridad, acaba de instalar seis desfibriladores externos semiautomáticos (DESA), en diferentes edificios municipales.

El desfibrilador semiautomático externo (DESA) es un dispositivo que, aplicado sobre el tórax, analiza el ritmo cardiaco de la persona e identifica si es susceptible de recibir la desfibrilación, en cuyo caso indica el procedimiento a seguir.

En esta primera fase se han colocado los dispositivos en el edificio principal del Ayuntamiento, en la Oficina Técnica, en el Polideportivo de Lugo y en el Polideportivo de Posada. Además se ha entregado uno a la Policía Local y otro a Protección Civil.

La segunda fase se realizará a lo largo del año, y permitirá instalar el dispositivo en otros siete espacios municipales: Escuela de Música, Biblioteca de Posada, Casa Municipal de Juventud, Bienestar Social Posada, Biblioteca Municipal de Lugo, UTS de Lugo y Almacén Municipal.

Como explica el concejal responsable del área, Alberto Fernández, “el objetivo final de esta campaña es que los edificios municipales sean espacios cardioprotegidos”. Un espacio cardioprotegido, es aquel lugar que dispone de los elementos necesarios para asistir a una persona en los primeros minutos de una parada cardíaca. “Actualmente, existe solo normativa, de carácter autonómico (Andalucía y Cataluña), que obligue a la instalación de desfibriladores en espacios públicos, pero es muy recomendable instalar desfibriladores, ya que pueden salvar vidas”.

La inversión inicial de esta primera fase ha sido de 6.759.06 euros para la compra de 6 DESA, 4 cabinas y 6 electrodos pediátricos.