[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Consuelo Álvarez: "El Ayuntamiento de Llanera quiere expresar el más profundo afecto y solidaridad con el Pueblo Saharahui"

La Potencia administradora del Sáhara Occidental sigue siendo España y como tal, hasta que finalice el periodo de la descolonización, mantiene su responsabilidad legal y política en esta tragedia. Sin embargo, el Estado Español no descoloniza el Sáhara

Publicado el 27/02/2017
El tapin Consuelo Álvarez: "El Ayuntamiento de Llanera quiere expresar el más profundo afecto y solidaridad con el Pueblo Saharahui"

Hoy, 27 de febrero, se cumplen 41 años de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Con motivo de tan importante celebración, "desde el Ayuntamiento de Llanera, queremos, expresar nuestro más profundo afecto y solidaridad con el Pueblo Saharaui y para ello, se ha colgado la bandera saharaui en la fachada del Ayuntamiento", comentó Consuelo Álvarez, concejala de Cooperación. La edil también hizo hincapié en la situación de "represión y constante violación de los derechos humanos que se producen impunemente en los territorios ocupados del Sáhara Occidental por parte de las fuerzas marroquíes de ocupación", así como en "el derecho inalienable, permanente e incondicional del Pueblo Saharaui a la libre determinación y su derecho a la soberanía permanente sobre sus riquezas y recursos naturales". De acuerdo con las resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y los informes del Secretario General, la Potencia administradora del Sáhara Occidental sigue siendo España y como tal, hasta que finalice el periodo de la descolonización, mantiene su responsabilidad legal y política en esta tragedia. Sin embargo, el Estado Español no descoloniza el Sáhara. En estos 41 años, conforme al más estricto respeto al Derecho Internacional, ha quedado de manifiesto que la ocupación marroquí del Sahara Occidental es ilegal, y que no tuvo ni puede tener efectos jurídicos o políticos que mermen el derecho del Pueblo Saharaui a decidir libremente su futuro.