[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Gerardo Sanz: Llanera liquida el presupuesto de 2016 con un remanente positivo de más de cinco millones y medio de euros

Con un superávit de 3.494.707 euros, el equipo de gobierno mejora las cifras de 2015 a la vez que sigue reduciendo la carga financiera

Publicado el 27/02/2017
El tapin Gerardo Sanz: Llanera liquida el presupuesto de 2016 con un remanente positivo de más de cinco millones y medio de euros

El Ayuntamiento de Llanera ha liquidado el presupuesto municipal del ejercicio 2016 con un remanente de tesorería positivo de 5.654.263 euros. Un año más, el equipo de gobierno cierra el ejercicio con unos excepcionales datos presupuestarios. Esta situación ya se había producido en la liquidación del presupuesto de 2015, cuando el ejercicio se liquidó con un remanente de tesorería positivo de 3.233.310,36 euros. A los buenos datos económicos hay que añadir que el equipo de gobierno continúa reduciendo de manera considerable la carga financiera.

La liquidación del presupuesto 2016 también arroja los siguientes datos: en el capítulo de ingresos, se registra 15.277.096 euros y en el capítulo de gastos, 11.782.389 euros, lo que supone un superávit de 3.494.707 euros, que permitirá realizar inversiones financieramente sostenibles.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, se ha mostrado muy satisfecho con estos datos que confirman “la seriedad y el rigor con el que este equipo de gobierno gestiona el presupuesto municipal. Desde que accedimos al Ayuntamiento, la liquidación de presupuesto municipal siempre ha arrojado datos positivos y hemos seguido reduciendo la deuda municipal, lo que supone un alivio progresivo para las cuentas municipales”. En este sentido insistió en que “seguiremos trabajando con el doble objetivo de garantizar la calidad de los servicios y la sostenibilidad económica de este Ayuntamiento”.

La liquidación del presupuesto también cumple el objetivo de estabilidad presupuestaria, y el objetivo de la regla de gasto, es decir, limitar el incremento de los gastos fijos no subvencionados, con el fin de reducir el endeudamiento y establecer un tope de aumento máximo en función del crecimiento de la economía española. 

En concreto, la variación del gasto computable consolidado de la liquidación del ejercicio 2016 es del 1,72%, sobre la del 2015, menor que la tasa de referencia de crecimiento del Producto Interior Bruto de medio plazo de la economía española, situada en el 1,8% para el año 2016. “El ayuntamiento ajustó al máximo la posibilidad de gasto quedándose a 7931€ del gasto máximo permitido para cumplir la regla de gasto”.

Actualmente, la deuda viva del ayuntamiento a final del 2016 se sitúa en 2.753.737euros, consolidando así la tendencia de reducción de la deuda financiera. Como explica el alcalde, “en dos años la deuda ha pasado del 38,99% del presupuesto municipal al 18,4% en 2016”.

Gerardo Sanz también ha indicado que los informes de intervención indican que “frente a años anteriores, es importante destacar la contención en el gasto en el capítulo de fiestas populares y festejos”.

Esta contención se manifiesta de la siguiente forma: en el 2015 se reconocieron obligaciones por 415.473 euros y en el 2016 por 295.707€. “Esto demuestra que cuando hay voluntad y capacidad, se puede ahorrar sin que la calidad de los eventos se vea mermada. Si tomamos como referencia el gasto en Exconxuraos, certamen ganadero y eventos deportivos, hay un ahorro notable frente a años anteriores. En concreto el gasto del 2014 se fijó en 349.608 euros, en 2015 de 353.661 euros y en 2016, el gastó no llegó a los 300.000 euros”.

Otros ejemplos que se extraen de la liquidación del presupuesto y que ponen de manifiesto la capacidad de gestión de los fondos municipales y la contención del gasto por parte del equipo de gobierno, son el ahorro que se ha detectado en áreas como parques y jardines. En este sentido, de 338.883 euros en 2015 se pasó a 267.949 euros en 2016, motivados por la “drástica reducción de los trabajos extraordinarios que se venían facturando a parte del contrato”.

Por otra parte, se incrementa significativamente el capítulo de Limpieza Viaria de los 604.349€ en 2014 hemos pasado a los 718.732€ en 2016, debido al esfuerzo dedico a los desbroces en la zona rural.