El Grupo Municipal Socialista formalizo el recurso contra el Ayuntamiento para que la empresa concesionaria del mantenimiento de las zonas verdes devuelva un dinero cobrado

Publicado el 17/04/2015
El tapin El Grupo Municipal Socialista formalizo el recurso contra el Ayuntamiento para que la empresa concesionaria del mantenimiento de las zonas verdes devuelva un dinero cobrado

En la mañana de hoy, los cinco concejales del grupo municipal socialista de Llanera hemos formalizado el recurso contencioso administrativo con la finalidad de que la empresa concesionaria del mantenimiento de las zonas verdes, Viveros Solís, devuelva un dinero cobrado, a nuestro juicio indebidamente.

 

Recordemos que la empresa era la adjudicataria del contrato y que éste estipulaba con el máximo detalle qué tareas concretas debía llevar a cabo en cada labor: riego, siega, abono, poda etc. En ocasiones, se encargaba a la empresa alguna tarea que no venía recogida en el contrato y, en consecuencia, se facturaba de forma independiente. El problema se inicia en octubre de 2.013 cuando se presenta una factura en cuyo concepto figura “siega dos veces más de lo acordado en el contrato durante el mes de octubre en los parques públicos de Posada y Lugo”. Idéntica factura, por el mismo importe y concepto, se repite durante los meses de noviembre y diciembre del mismo año y durante enero y febrero del 2.014. En un principio, resultaba chocante esta facturación tanto porque nunca se había visto una factura parecida como por el hecho de que en invierno las plantas están en parada vegetativa, vamos que la hierba no crece. Llegamos a hacer una pregunta en el pleno y se nos respondió en tono burlesco y con risitas que la hierba había crecido y había que cortarla.

 

Fue entonces cuando solicitamos tener acceso al contrato y descubrimos que, al referirse a las labores de siega, decía textualmente que “la siega se realizará con la frecuencia precisa para que la hierba no alcance una altura que estética y fisiológicamente suponga un perjuicio para las especies vegetales implantadas. Se segará cuantas veces sea necesario para cumplir con las indicaciones enumeradas”.

Parece claro, y no ha lugar a interpretación alguna, que la hierba debe cortarse siempre que sea necesario y que no puede admitirse factura alguna porque ya está incluida esta labor en el contrato.

 

Algo parecido ocurría con otras tres facturas, referidas a la poda de árboles que, a nuestro entender, también son tareas incluidas en el contrato.

 

Tras denunciar públicamente esta anomalía, el Partido Popular respondió que todo estaba en orden y que si no rectificábamos nuestras acusaciones nos llevarían ante los tribunales de justicia. No sólo no rectificamos sino que emprendimos una serie de acciones administrativas, todas ellas infructuosas, hasta que nos vimos obligados a poner el asunto en manos de los abogados. Seguimos creyendo que, como mínimo se ha producido un error y que no se ha tenido la voluntad de subsanarlo y agotadas todas las vías, pues va a tener que ser un Juez el que decida.

 

Seguimos convencidos que estas ocho facturas nunca debieron de haberse abonado y que ese dinero pertenece a las arcas municipales.

 

Cuesta trabajo creer que el Partido Popular se haya empecinado de tal forma ante un asunto tan claro y que no haya tenido intención alguna de arreglarlo de forma amistosa, máxime cuando de forma implícita lo ha reconocido, porque nunca más la hierba ha crecido en invierno y jamás se han presentado facturas por siega desde que se denunció públicamente el caso en abril del año pasado.