[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Gabri del U.D Llanera cuelga los guantes

“Ser portero es: permanecer solo bajo los tres palos; no ser el más reconocido del equipo; saber que tus intervenciones no cuentan como los goles, pero tus errores sí. Pero recuerda: es poder ser el héroe cuando todo está perdido; es saber que en los penaltis tu eres decisivo; es saber que en cada portería sólo hay uno y tú has llegado a estar ahí y es saber volar sin tener alas”.

Publicado el 07/05/2017
El tapin Gabri del U.D Llanera cuelga los guantesPinche galería de fotos

El portero del primer equipo del UD Llanera colgó el pasado 6 de mayo los guantes, el último partido de su carrera futbolística lo jugó contra el Langreo en el campo Pepe Quimarán a las 16.30 horas, pero antes su club le tenía preparada varias sorpresas.

La despedida comenzó con el pasillo realizado por los dos equipos y el árbitro al portero a la salida de los vestuarios, para después reunirse todos en círculo en el centro del campo. Gabri saltó al campo de la mano de su hijo, su sobrino y rodeado de los porteros de todo el club a los que él entrena. Además, para lo ocasión los chavales realizaron una lona con una foto del portero, el escudo del club y un texto en el que rezaba “Ser portero es: permanecer solo bajo los tres palos; no ser el más reconocido del equipo; saber que tus intervenciones no cuentan como los goles, pero tus errores sí. Pero recuerda: es poder ser el héroe cuando todo está perdido; es saber que en los penaltis tu eres decisivo; es saber que en cada portería sólo hay uno y tú has llegado a estar ahí y es saber volar sin tener alas”. Esta lona estará colgada en el campo.

El club hizo entrega a Gabri de un banderín personalizado con una foto suya sobre el escudo del equipo arlequinado, además de una placa conmemorativa y los Vikingos del Zalandrón le regalaron una sudadera. El presidente, Serafín Villanueva, fue el encargado de dedicarle unas palabras de reconocimiento, donde le agradeció el ascenso a Tercer División, ya que sin su última gran parada en el partido contra El Berrón que impidió el empate de los de Siero no hubiera sido posible. Le agradeció el compartir su experiencia y aprendizaje con los más jóvenes del club y sus años de esfuerzo y de lucha por el equipo.