Los mayores de Llanera reciben el homenaje de sus vecinos

El alcalde fue el encargo de poner fin al homenaje recordando la figura de San Isidro y el porque se celebra un día como hoy dedicado a los trabajadores del campo y los mayores del concejo.

Publicado el 15/05/2017
El tapin Los mayores de Llanera reciben el homenaje de sus vecinos

La jornada festiva en Llanera dedicada a San Isidro comenzó con la misa solemne celebrada en la Iglesia de San Salvador en Posada de Llanera oficiada por el Vicario, José Julio Velasco, acompañado de Valentín Castelao. Velasco aseguró en su homilía que esta es una fiesta dedicada a las personas del campo y a los mayores del concejo, "los mayores son la humanidad de la sociedad y una sociedad que no ayuda y cuida de sus mayores no tiene futuro"destacó.  La misa la cantó la Coral Polifónica de Llanera.

Tras la misa los mayores del concejo pusieron rumbo al restaurante La Torre para homenajear a los dos mayores de mayor edad del concejo y para disfrutar después de la tradicional comida todos juntos. La jubilada de mayor edad que estuvo presente en la comida fue María Bravo que nació en Llanera el 8 de marzo de 1.925, María se quedó huérfana de madre a los ocho días de venir al mundo. Criada por sus abuelos paternos, trabajó toda la vida en el campo, llevando también carros de hierba a la Cadellada para venderlos y salir adelante. A los 17 años se casó y tuvo a su única hija, Carmina, a los 20. A sus 92 años, María, ya es tatarabuela de un pequeño que como ella misma dice “es un mayor orgullo”.

 El Jubilado de Mayor Edad presente en la comida fue Gil Morán que nació en Ore, Luarca, el 1 de enero de 1.925, donde residió hasta los 30 años. De Luarca se trasladó a vivir a Gijón, donde se casó con Leonides. Del matrimonio nacieron 2 hijos. Gil trabajó en un almacén de piensos en Gijón y luego en las labores del campo. Tras una estancia en Salas, se trasladaron a vivir a Posada de Llanera en 1.985 donde residen actualmente. A sus 92 años, disfruta yendo todas las tardes a jugar a las cartas con los amigos al centro social de Posada. 

La Jubilada de Mayor Edad del concejo que no pudo acudir a la comida por problemas de salud fue Adelina Flórez que nació en Serandinas, Boal, el 2 de mayo de 1.913. Esta es la fecha oficial porque siempre dijo que había nacido a finales de abril, sin precisar día, pero que su padre la había inscrito más tarde para que fuese mayo. Aprendió a coser con una conocida modista de la época y a los 18 años comenzó a hacer prendas, primero para la familia y después para los vecinos. Con el primer dinero que ganó se compró una máquina de coser Singer, y de esta manera descubrió su vocación y el que sería su oficio durante toda la vida. Se casó con José Díaz en 1.938, y del matrimonio nace su única hija Margot. En 1.943, abre en la planta baja de su casa un taller de costura donde ella y después su hija, recibían a numerosos grupos de alumnas llegadas de Boal y de concejos limítrofes. Toda una vida dedicada a la costura que la llevó incluso a seguir confeccionando ropa con 80 años. Su otra gran pasión ha sido la lectura. De hecho, a los 100 años, la biblioteca de Lugo de Llanera le rindió un homenaje al ser la lectora de mayor edad del concejo.

El alcalde fue el encargo de poner fin al homenaje recordando la figura de San Isidro y el porque se celebra un día como hoy dedicado a los trabajadores del campo y los mayores del concejo.