[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El juvenil "A" del U.D. Llanera se proclamó campeón de tercera al vencer por 5-0 al Rayo Las Caldas

Un partido de fútbol que duró tan solo 45 minutos al comprobarse en el descanso que el Rayo de las Caldas se presentó a jugar con jugadores de otros equipos distintos a los litigantes

Publicado el 29/05/2017
El tapin El juvenil "A" del U.D. Llanera se proclamó campeón de tercera al vencer por 5-0 al Rayo Las Caldas

Uno es amante del deporte desde que nació, a uno le han educado en el deporte desde que aprendió a correr, y a uno le han dicho desde la infancia que el deporte es el instrumento lúdico con el que poder llegar a la vida adulta sabiendo valorar el esfuerzo, participando de la convivencia, siendo solidarios y adaptándose a la normativa social. Quizás estos valores se aplicaban en mi adolescencia y carezcan, por trasnochados, en la adolescencia actual, pero, cómo podemos entender los que compartimos los valores del deporte que un entrenador o técnico, como se les suele denominar actualmente, puede interesarle presentar un equipo con jugadores ajenos a su club; cómo un club se presta a este juego torticero cuando, último en la clasificación, no se jugaba nada; es difícil de explicar salvo que hubiera otros intereses.

No soy tan ingenuo como para no saber que el futbol base está lleno de trampas, muchas más de las que se ven desde fuera y de lo que los padres imaginan. Muchos clubes anteponen sus intereses a los valores de los niños, y de los no tan niños. Muchos clubes se empeñan en que hay que ganar y subir de categoría a cualquier precio, y si es necesario alineando jugadores de otros equipos, edades o categorías, haciéndolos pasar por otro jugador de las fichas oficiales, que se quedará sin jugar "porque es más malo".

¿Dónde habrá quedado aquel famoso eslogan del “ JUEGO LIMPIO”?, desde luego no en este encuentro en el Campo Municipal Pepe Quimarán de Llanera en el que el equipo local se presentaba como líder de la categoría, con un punto de ventaja en la clasificación sobre el Real Juvencia, y el Rayo de las Caldas como último clasificado. Las doce de la mañana fue el horario unitario asignado por la RFFPA para su celebración y la tormenta eléctrica amenazaba sobre el césped artificial si bien, a medida que transcurría el lance deportivo, el cielo se fue abriendo y dejando entrar un poco más de luz, quizás para poder ver mejor la alineación irregular de los rayistas. Los cuarenta y cinco minutos de juego lo fueron de “guante blanco”, y el único equipo que parecía existir en el terreno de juego fue el U.D. Llanera que ya en el minuto 6 se adelantó en el marcador por medio de Adrián, nuevamente Adrián anota el 2-0 en el minuto 36; en los minutos 37 y 41 sería Guiller quien haría el doblete y Maykel cerraría esta primera mitad del juego, que resultaría ser definitiva, con el 5-0.

Final de temporada con el Juvenil “A” en Segunda para la próxima temporada y final de temporada con un incidente que nunca debió de suceder.