El diálogo es la apuesta de IU para aprobar los presupuestos

Publicado el 02/05/2015

“Ningunear al Pleno supone dejar coja la democracia”. De esta forma criticó ayer la portavoz de IU en el Ayuntamiento de Llanera, Esmeralda Rodríguez al alcalde, Avelino Sánchez (PP) después de que éste anunciara que llevará a la Junta de Gobierno su proyecto de presupuestos de 2015 tras ser rechazado por el Pleno, con los votos en contra de toda la oposición.

La ley le confiere la potestad de aprobar las cuentas en Junta de Gobierno una vez que el presupuesto del año pasado fue prorrogado, pero para IU es “lamentable y claramente electoralista” que a pocas semanas de las elecciones, el PP “utilice este método habiendo tenido meses para una negociación que abordara las necesidades de todos los vecinos”.

“Me pregunto si Avelino Sánchez considera que los vecinos de Llanera carecen de memoria”, plantea Esmeralda Rodríguez. La portavoz de IU critica que el alcalde justifique que ahora se deben aprobar las cuentas por la necesidad de cubrir las canchas de los tres colegios públicos, tener un plan de empleo y becas para escolares.

"IU ha estado siempre en el diálogo y en la búsqueda de acuerdos, en favor de la gente. Hace dos años, todos los grupos del Ayuntamiento nos pusimos de acuerdo para aprobar los Presupuestos”, recordó Rodríguez quien destacó que en IU “creemos que el trabajo se hace todo los días, poco antes de unas elecciones para venderle motos a la gente".  

La coalición recuerda que Avelino Sánchez lleva 20 años gobernando en Llanera y es a pocas semanas de las elecciones de 2015 cuando anuncia la obra en los centros escolares. El plan de empleo local existe en Llanera porque lo propuso IU y se llevó adelante gracias a la  negociación de los presupuestos de 2013, al igual que las ayudas para comedor y material escolar,  que fue una acción conjunta de toda la oposición. "Parece, que ahora es más urgente inaugurar obras y cortar cintas, que hacer las cosas bien y llegando a acuerdos entre todos", valoró la portavoz.

IU votó en contra de los presupuestos para 2015 en el Pleno porque "tienen informes técnicos desfavorables, y plantean gastar más de lo que se puede", lo que va a suponer que en el plazo de un mes, el propio Ayuntamiento tenga que aprobar un plan económico-financiero para corregir la situación.