[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Ramón Blanco: “¿Las cámaras que se colocarán en los campamentos saharauis no atentan contra la intimidad?”

El propietario de la Cervecería Ñeru catalogó de denigrante el que se coloquen las cámaras antes en los campamentos saharauis que en Llanera

Publicado el 29/06/2017
El tapin Ramón Blanco: “¿Las cámaras que se colocarán en los campamentos saharauis no atentan contra la intimidad?”

Varios hosteleros de las localidades de Lugo y Posada de Llanera mostraron su malestar ante la partida que aportará el Ayuntamiento de Llanera, a través de la concejalía de Cooperación, a la Asociación Asturiana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui para la colocación de cámaras de videovigilancia en los campamentos Saharaui.

El propietario de la Cafetería Blanco de Lugo de Llanera, Ramón Blanco, aseguró que el Consistorio se preocupa más de los problemas de fuera que de los que sufren los vecinos del concejo a diario, “creo que se puede seguir dando ayuda humanitaria a esos países como se hizo con Viñales también, pero nosotros llevamos más de dos años esperando por las cámaras de videovigilancia, ¿Las cámaras que se colocarán en los campamentos saharauis no atentan contra la intimidad? IU siempre estuvo en contra de la colocación de las cámaras y las personas que residen en los campamentos no tienen ese derecho a la intimidad”, criticó.

 Blanco recordó que el último robo lo sufrió hace dos meses y reventaron las máquinas tragaperras de su establecimiento y afirmó que son una medida disuasoria, que puede reducir el número de robos en la localidad llanerense. “Pienso que IU debería ser un poco más coherente y ético en las medidas que toma y sobre todo que piense en las necesidades de los vecinos del concejo”, destacó.

El propietario de la Cafetería Minuto de Lugo de Llanera, Joaquín Alonso, aseguró que le parece muy bien que el Ayuntamiento de Llanera firme convenios o ayude a otros países, pero piensa que se debería de invertir parte del dinero de los impuestos que pagan en los vecinos y sobre todo en cubrir las demandas como la instalación de las cámaras. El último robo lo sufrió  también hace dos meses.

El propietario de la Cervecería El Ñeru, Enrique Fernández, aseguró que esta medida le parecía totalmente denigrante, cuando las cámaras son una necesidad en Llanera para poner fin a los robos y la delincuencia que sufre el concejo. “La primera vez que me robaron fue a los 10 años de abrir y las dos últimas el 6 de abril de 2017 y hace dos meses, tuve que poner rejas en la puerta para que no volvieran a entrar y tengo cámaras instaladas dentro del local”, explicó.