[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Desfile de Exconxuraos y comida campestre en el domingo de perdón

Cientos de personas se reunieron para la comida tras la misa cantada por la Coral Polifónica de Llanera

Publicado el 03/07/2017
El tapin Desfile de Exconxuraos y comida campestre en el domingo de perdón

El domingo de los exconxuraos amaneció con un sol radiante, así que el público pese a que habían tenido una intensa noche con la cena medieval y festejos, fue madrugador y poco antes de la media mañana comenzaban a llegar cargados de cestas con alimentos y neveras portátiles para reservar mesa en la tradicional comida campestre.

Mientras tanto los puestos que se sitúan fuera del recinto ferial recibían a los primeros visitantes. El mercado medieval, exquisitamente caracterizado, ofrecía además de artesanía y un zoco árabe, "llambionadas" que hacían gruñir de hambre el estomago. La exhibición de cetrería, el paseo en camello o en burro fueron algunas de las atracciones que mas éxito de público obtuvieron, sin olvidar el ajedrez gigante al que jugaban sobre todo los niños. Daniel un pequeño ovetense de 10 años reía de júbilo mientras le hacía a su progenitor un jaque mate.

En torno a las 12.30 h. la banda de gaitas Fonte Fuecara y la AC La Madreña hacían entrada y marcaban el ritmo al desfile de los Exconxuraos. Participaron, solicitando el perdón que les exima de la excomunión, los miembros de la corporación encabezados por el alcalde Gerardo Sanz y la Concejala de Festejos Pilar Fernández, junto al pregonero de este año Pedro Gorría y algunos de los que lo fueron en ediciones pasadas.

Tras hacerse público el ganador del concurso de decoración de barracas medievales, reconocimiento que recayó en la Comisión de Festejos de San Cucao, y que recibió muy satisfecho José Manuel García  "Pocholo", comenzó la misa.

Contó con bastante asistencia de fieles,  fue oficiada por D. José Julio Velasco y D. Valentín, y cantada por la Coral Polifónica de Llanera bajo la dirección de Carlos Esteban. Durante la homilía D. José Julio agradeció del pregón que había dado el pistoletazo de salida "la profundidad y reflexión a la que nos invita", tuvo un recuerdo para los difuntos del concejo, y después hizo un pequeño repaso a la historia de la fiesta de los Exconxuraos que comenzó su andadura en el año 2000 de mano de Lorenzo Ramos con el apoyo del Ayuntamiento y por supuesto de los vecinos y en el que el propio sacerdote jugó un importante papel.  "Hasta aquí hemos llegado juzguen Vds. Recordando al filosofo griego Demócrito: una vida sin fiestas es como una larga vida sin posadas" Concluyó su sermón con "un canto a la tolerancia en tiempo de crispación".

La mañana finalizaba con cientos de personas compartiendo comida no solo en el recinto ferial, sino también en los alrededores sentadas sobre el césped. Junto a los llanerenses había mucho público de Oviedo, Las Regueras y Gijón principalmente. En torno a las 15.00 h. no cabía ni un alfiler, las mesas mostraban las típicas empanadas, tortillas y bollos preñaos, mientras la sidra se escanciaba por doquier.

Detrás de los comensales había historias que mucho de ellos nos quisieron contar, una familia de Posada se reunía para celebrar un cumpleaños. Desde Gijón un grupo de 12 entre mayores y niños (13 con la mascota) estaban dispuestos a pasar la jornada compartiendo mantel,  unos acudían por primera vez otros eran asiduos "a una fiesta estupenda".

Dos octogenarias de Bonielles y Posada esperaban por el resto de la familia "nos nos perdemos esta comida por nada, es una comida de hermandad, mira que compañerismo, que buen ambiente, es una reunión familiar aunque nos hemos quedado viudas quisimos volver con los hijos y nietos".

Desde Madrid un matrimonio había llegado a Asturias hace tan solo un par de días exclusivamente para participar en la cena medieval. Les hablaron tan bien de esta nueva cita del domingo que retrasaron su viaje de vuelta y se quedaron a comer "con sus colegas de Posada porque en Llanera saben divertirse y hacer las cosas bien".

Tras la pitanza no hubo tiempo para el descanso, las actividades continuaron destacando entre otros la recreación histórica "Los Perxuraos de Llanera" y el torneo medieval.

La jornada de domingo puso fin a esta fiesta de interés turistico regional que va camino de ser nacional.