[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Las Casas de los Maestros de Posada optarán a una subvención estatal para su rehabilitación

Aprovechando una línea de ayudas del Ministerio de Fomento a la que está adherida la Dirección General de Vivienda.

Publicado el 07/07/2017
El tapin Las Casas de los Maestros de Posada optarán a una subvención estatal para su rehabilitación

Para la rehabilitación de uno de los dos edificios y convertirlo en viviendas de alquiler social.

 El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Llanera lleva meses trabajando en un proyecto para la rehabilitación de las conocidas como Casas de los Maestros, anexas al colegio público de Posada de Llanera, un proyecto que ahora será presentado a una convocatoria estatal destinada a la rehabilitación de viviendas promovida por el Ministerio de Fomento, a la que está adherida la Dirección General de Vivienda del Principado de Asturias.

 El proyecto municipal contempla el derribo del edificio de menor superficie, con un coste calculado de cerca de 58.000 €, con el fin de, por un lado, dejar espacio para poder trabajar con maquinaria pesada y, por otro, para generar un espacio de aparcamiento al servicio de los nuevos inquilinos de las viviendas.

 Asimismo, se contempla que el segundo de los edificios acoja un total de nueve viviendas, una de ellas totalmente adaptada a personas con movilidad reducida, en régimen de alquiler social bajo la fórmula de concurrencia competitiva. La remodelación de ese edificio se calcula que pueda tener un coste aproximado de 506.000 €. Este proyecto será presentado a la línea de ayudas estatal que tiene un límite máximo de subvención de 360.000 €.

 La existencia de esas ayudas abre la puerta a un proyecto que busca atender dos necesidades que llevaban décadas aparcadas, como son dar solución a la situación de deterioro que presentan actualmente ambos edificios, y la de poner a disposición de los vecinos un grupo de viviendas en alquiler social.

 La superficie total de ambos edificios es de casi 1.700 metros cuadrados, repartidos entre los 728,92 metros cuadrados del más pequeño y los 918,17 del de mayor tamaño, que sufrirá las obras de rehabilitación convirtiendo las ocho viviendas actuales en nueve, al convertir en vivienda el bajo del mismo. El proyecto contempla dotar al edificio con ascensor para favorecer la accesibilidad.

 Asimismo, existe un informe elaborado por el arquitecto asesor municipal que concluye que las normas subsidiarias vigentes, permiten la ejecución de obras de reforma o reestructuración dirigidas a la rehabilitación de viviendas existentes.