[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Casa Rectoral de Lugo de Llanera fue el lugar elegido para celebrar el primer bautizo de un niño senegalés

“Nuestras puertas están abiertas, para que todo el mundo conozca a lo largo de este día al niño y disfrute con nosotros, además de que conozca nuestra cultura y a nosotros”

Publicado el 12/07/2017
El tapin La Casa Rectoral de Lugo de Llanera fue el lugar elegido para celebrar el primer bautizo de un niño senegalés

Con una semana de vida la familia de Seriogne Fallou, un niño de origen senegalés aunque nacido en Asturias, celebró su bautizo en la Casa Rectoral de la parroquia de Lugo de Llanera. Unos 60 familiares y amigos de la familia se dieron cita allí a las 8 de la mañana para la celebración. El rito religioso se celebró en torno a las 9 horas cuando llegó el Imán musulmán, también acudió el párroco Ignacio Gallo. El tío del menor, Mamadou Ndiaye, explicó que el rito consiste en soplar en la oreja derecha del menor y en la izquierda rezarle, después se repite el nombre del niño varias veces para que Dios lo oiga y le dé su bendición, “nuestra tradición es bautizar a los niños en el plazo de una semana, para poder nombrarle lo antes posible, esta es la razón de realizarlo este martes en concreto”, apuntó Mamadou.

Los padres del niño, Mamadou Moustapha y Yande, se mostraron muy contentos y agradecidos con todos los que llegaban a la casa agasajándoles con la comida y bebida tradicional senegalesa. Además estuvieron presentes los llanerenses, José Avelino y Mari Paz, que son los responsables de que toda la familia se afincará en Lugo de Llanera, ya que para ellos son sus padres y los abuelos del niño. “Llevan 7 años residiendo en Llanera, ya que cuatro de ellos viven en una casa de nuestra propiedad en la Bérvola y el resto en la Casa Rectoral. Son de nuestra familia y ellos nos consideran sus padres, les ayudamos en todo lo que podemos”, explicó la pareja.

La madre del niño aseguró que además de la pareja llanerense le ayuda muchísimo su amiga, Mame Falou Thiam, que también está embarazada de varios meses y quiere que su hijo nazca en Asturias. “Nuestras puertas están abiertas, para que todo el mundo conozca a lo largo de este día al niño y disfrute con nosotros, además de que conozca nuestra cultura y a nosotros”, destacaron.

Los platos que degustaron durante la celebración fueron arroz con verduras y pescado, cordero asado y una bebida dulce hecha con flores. La artífice de que los productos de Senegal lleguen a Asturias es Maira, propietaria de un locutorio en Oviedo, que lleva 10 años ofreciéndoles su servicio, “conoce los artículos que tenemos y sabe escribirlos a la perfección, igual que los nombres es como de nuestra familia, son muchos años de relación”, apuntaron.