[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los feligreses de Arlós contentos con que se den los primeros pasos para rehabilitar la iglesia de Santiago

Publicado el 18/07/2017
El tapin Los feligreses de Arlós contentos con que se den los primeros pasos para rehabilitar la iglesia de Santiago

El periódico El Tapín acudió a hablar con los feligreses que acuden normalmente a los oficios religiosos en la iglesia de Santiago de Arlós para preguntarles su opinión sobre el anuncio del viceconsejero de Cultura y Deporte, Vicente Domínguez, de el encargo del proyecto de rehabilitación del templo, para subsanar las deficiencias que presenta en la cubierta y en parte del pavimento.

Eloy uno de los vecinos de la parroquia aseguró que lo más importante en este momento es cambiar por completo el tejado, “está lleno de maleza y aunque todavía no está en situación de caer poco le faltará. Es algo básico no sólo en la iglesia sino en cualquier casa, si el tejado no está bien el resto tampoco lo está”, destacó.

Por su parte, Maruja comentó que una vez cambiado el tejado se debería de comenzar con las paredes y sobre todo con los bancos, que están en pésimas condiciones de conservación, “lo que está en mejor estado es el cabildo que se reformó no hace mucho. Creemos que ya esperamos bastante por estas obras, pero nos parece bien que se estén dando ya los primeros pasos”, resaltó.

La iglesia de Arlós es una de las más significativas de la arquitectura románica rural asturiana del siglo XII, y la única de estas características en Llanera. Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2006, el edificio es de una gran sencillez estructural y volumétrica que emplea materiales pobres para su construcción, elementos que lo vinculan a la corriente del románico rural.

Desde su construcción, las reformas más importantes en el templo han sido las efectuadas en la nave en 1887, a las que se suman después las obras de embaldosado. En 1902 se añadió una sacristía en el muro sur de la cabecera de la iglesia.

Las últimas actuaciones en Santiago de Arlós se realizaron en 1999, cuando se separaron los nichos del cementerio adosados al muro norte del edificio con el fin de solucionar los problemas de humedades. También se abrió el muro del cabildo que ocultaba la portada, se renovó la carga exterior y se retocó la cubierta.